Lejos de casa

Por: Melissa Salazar C.

“Vea lo que está haciendo la policía. Nosotros estamos reclamando nuestros derechos, necesitamos que alguien nos solucione” –al fondo se escucha el barullo de los otros colombianos y la voz del policía que les repite: “Retírense”.

Cansados de solicitar ayuda a la cancillería, consulado, presidencia, entre otros, y no recibir respuesta o solución alguna, un grupo de aproximadamente 30 personas se dirigieron el 27 de abril a la embajada colombiana en Lima . “Estuvimos esperando un rato al frente de la embajada, plantados allí, con carteles, gritábamos: ¡Queremos volver a nuestro país, queremos volver a nuestras casas!”, cuenta Juan Carlos Puerta, uno de los voceros del grupo de colombianos que estuvo allí.

Varios colombianos nos cuentan que la respuesta de la embajada y la cancillería siempre es el mismo correo electrónico, diciendo que están haciendo todo lo posible para garantizar su retorno. Después de llenar una encuesta que fue suministrada por estas delegaciones, algunos recibieron un correo en el que se les informaba que Western Union seguía trabajando y podían recibir giros provenientes de sus familias para alivianar su situación, es decir, hasta el momento no ha existido ninguna ayuda, ni solución concreta.

Algunos colombianos han tenido que  dormir en la calle, pues fueron desalojados por falta de dinero para pagar sus hospedajes. Entre ellos, algunas familias con niños, otros que venían desde Brasil y la noche que regresaban a Colombia fueron cerradas las fronteras.

A raíz de toda esta problemática, otro colectivo de colombianos decidió unirse a venezolanos caminantes para desplazarse en conjunto hasta Colombia, sin importar los riesgos, pues el desespero el hambre, la angustia, el frío y el silencio del Gobierno, los llevó a tomar esta decisión. De hecho, esto motivó también a la realización del plantón.

“A pesar de que generamos empatía en algunos senadores y estos presentaron una petición a cancillería, la respuesta ni siquiera señaló que eran turistas, sino que asumieron que todos eran residentes que estaban fuera del país”, cuenta Xiomara Castro, una de las familiares de los colombianos en Perú. Actualmente, hay alrededor de 280 colombianos varados en Perú, de los que aproximadamente 230 son turistas.

Sobre las 10:00 de la mañana llegaron policías al lugar del plantón. Primero arribó una camioneta y luego una buseta de la que se bajó un agente, este ataca a uno de los líderes y voceros del grupo que pidió fuése protegida su identidad. Fueron atacados a pesar de que el plantón se estaba desarrollando de forma pacífica, pues no estaban obstaculizando las vías o agrediendo a los policías de forma verbal ni física. De hecho, en los videos se ve a los manifestantes cumpliendo con los protocolos de salubridad (llevan guantes, tapabocas y mantienen una distancia prudente). La única normativa que estaban incumpliendo era la cuarentena obligatoria.

La policía comenzó a presionarlos para que se dispersaran, uno de ellos amenazó con llevarlos presos si no se retiraban. Les solicitaron devolverse para sus domicilios, algunos les respondieron: "¿volver a dónde? si estamos durmiendo en la calle." Finalmente, el grupo de colombianos se dispersó alrededor de la 1:00 p.m., los que tenían hospedaje fueron hasta ellos y los demás buscaron agolparse en las afueras del consulado, se desplazaron con sus pertenencias, cobijas, cajas que consiguieron para improvisar cambuches y camas en la calle.

Hoy, 30 de abril, el gobierno colombiano no ha brindado las suficientes garantías para la realización de repatriaciones humanitarias. Según el representante de colombianos en el extranjero, hasta el 20 de abril eran 3.600 colombianos en Estados Unidos, Chile, Egipto, Francia, Tailandia, India, entre otros países, los que querían y no han podido regresar a sus hogares. Algunos, incluso, denuncian xenofobia, y hasta agresiones sexuales.

 

Share this article

Acerca del Autor

Periferia

Nosotros

Periferia es un grupo de amigos y amigas comprometidos con la transformación de esta sociedad, a través de la comunicación popular y alternativa en todo el territorio colombiano.

 

Por ello comprendemos que la construcción de una sociedad mejor es un proceso que no se agota nunca, y sabemos qué tanto avanzamos en él en la medida en que las comunidades organizadas fluyan como protagonista. Es en este terreno donde cobra siempre importancia la comunicación popular.

Litografía Periferia

 

Ubicación

 

 

Medellín - Antioquia - Colombia

Calle 50 #46-36 of. 504

(4) 231 08 42

periferiaprensaalternativa@gmail.com

Apoye la Prensa Alternativa y Popular

o también puede acercarse a nuestra oficina principal en la ciudad de Medellín, Edificio Furatena (calle 50 #46 - 36, oficina 504) y por su aporte solidario reciba un ejemplar del periódico Periferia y un libro de Crónicas de la Periferia.