Sentencia judicial dice No al “Socio Estratégico” en La ETB

Recientemente la administración de la Empresa de Teléfonos de Bogotá (ETB) realizó todos los esfuerzos legales y comerciales para conseguirle un socio estratégico a esta poderosa y eficiente empresa de los capitalinos.

El sindicato no se comió el cuento del “socio estratégico” porque la experiencia de otras grandes empresas les ha enseñado que así es como le dicen a la privatización. Periferia conversó con Carlos Alberto Velásquez Pineda, fiscal de Sintrateléfonos, quien nos explicó sobre la acción popular que tuvo que adelantar su organización sindical para proteger a la ETB de la privatización, por ahora.

En agosto 28 de 2009 la ETB cumplió 125 años, nos comenta Carlos Alberto. Esta empresa fue fundada por el cubano José Raimundo Martínez, con el nombre de Empresa Colombiana de Comunicaciones. Este fue el primer servicio público que tuvieron los bogotanos, antes que el agua y la energía. Desde su misma fundación la ETB ha sido apetecida por norteamericanos e ingleses y fue recuperada de los extranjeros en 1954 por el Consejo de Bogotá y se erigió como empresa pública. Hoy en día casi todas las administraciones de la capital han querido echarle mano y privatizarla porque es una empresa moderna, rentable y con mucha proyección. “No obstante, hoy la ETB es una sociedad comercial por acciones”, comenta Carlos Alberto.

Siempre han querido privatizar la ETB
En 1998 el entonces alcalde, Enrique Peñalosa, intentó encontrar un socio capitalista y el Concejo distrital aprobó un acuerdo autorizando la venta de acciones que posee el distrito capital en la ETB. Para tal efecto, el precio de venta de las acciones de la ETB fue subvalorado, queriendo beneficiar no se sabe a quién; la empresa fue avaluada en 1420 millones de dólares, pero las acciones fueron ofrecidas a los inversionistas en 30% menos de su valor. Igual que hoy, en esa oportunidad Sintrateléfonos se opuso, seguido de una larga fila de instituciones de control como la contraloría distrital, el defensor del pueblo, el procurador general de la nación, Asofondos, la asociación Colombiana de ingenieros, entre otras entidades de la capital. A esta avalancha de opositores se le sumaron tres fallos que suspendieron actos administrativos encaminados a la privatización.

En el 2001 vendría otro alcalde, Antanas Mokus, y con él un nuevo intento que en esta oportunidad tuvo éxito, aunque no fuera tan transparente. En este nuevo proceso ya no se vendieron acciones de propiedad del distrito, como se pretendía en la administración de Peñalosa, sino que se emitieron y colocaron acciones nuevas. Y, a pesar de la firma de declaraciones de buen manejo que garantizaría la transparencia de la administración, la ETB fue nuevamente subvalorada, garantizándoles a los compradores de acciones una jugosa ganancia y otros privilegios. Sí en 1999 la ETB había sido valorada en 1420 millones de dólares, tres años después, en el 2002, la firma Corporate Consultants Ltda. la valoró por 1261 millones de dólares, 159 millones menos. ¿Por qué en vez de subir la valoración de ETB bajó? También en esta oportunidad Sintrateléfonos se opuso con argumentos; a pesar de ello, se vendieron más de 356 millones de acciones por 250 mil millones de pesos, es decir que algunos compradores del sector privado adquirieron el 10.13% de las acciones de ETB.

Ahora más de lo mismo
En este año que transcurre, la administración de la empresa y la alcaldía vuelven con el tema trasnochado de la necesidad de un socio estratégico para ETB, pero esta vez no se busca solo que dicho socio inyecte capital sino que maneje operativamente la empresa; así lo aprobaron en reunión de junta directiva del 24 de marzo de 2009, con el aval del alcalde mayor, Samuel Moreno Rojas. Por eso se están ofreciendo entre el 36 y el 49% de las acciones y el manejo operativo de la empresa, y conforme a las condiciones que debe cumplir el posible socio estratégico, este debe tener mucha plata, tanta que en Colombia no existe ninguna persona o entidad que pueda entrar a competir por la propiedad de estas acciones. Está claro entonces que el socio sería un extranjero y como ETB es accionista mayoritaria de COLBATEL y de otras empresas como Tigo, este socio estratégico se haría al manejo de estas instituciones. Lo que parece inaudito es que sólo un día antes de la aprobación en la Junta, el alcalde mayor se había comprometido con Sintrateléfonos y el Polo Democrático a no privatizar la entidad. En julio de 2009 se ofrecieron públicamente las acciones privilegiadas, iniciando un nuevo proceso de privatización de la ETB.

La acción popular
El 10 de septiembre de 2009, Sintrateléfonos interpuso una acción popular con la que pretendía defender en primera instancia los derechos colectivos de la comunidad sobre una empresa como ETB, que es patrimonio público y como tal cualquier ciudadano está en su derecho de exigir claridad y transparencia ante la posible privatización de la empresa. En este sentido, el derecho colectivo que tienen todos los bogotanos sobre la ETB está amenazado porque pasa de manos publicas, o sea sus manos, a otras particulares de interés individual; además, el proceso de emisión y venta no se está llevando a cabo como lo establece la constitución porque no son ofrecidas las acciones privilegiando las organizaciones asociativas, fondos, cooperativas, etc. Como si fuera poco, el Concejo de Bogotá debió aprobar un acuerdo para autorizar la emisión y venta de acciones y la incorporación de esos recursos recibidos en el presupuesto para inversión social, y esto no se hizo. Finalmente la acción popular recuerda como en 1997 la Empresa de Energía Eléctrica de Bogotá, EEB, sufrió un proceso similar en el cual EMDESA y CODENSA se hicieron a un alto porcentaje de acciones a través de la inversión de miles de millones de pesos y luego descapitalizó la empresa, mediante la figura de la reducción de capital; es decir, retiró su plata y, no obstante, quedó con el manejo de la empresa. Esto mismo le podría pasar a la ETB.

El 21 de septiembre de 2009, el juzgado 38 administrativo del circuito de Bogotá ordenó como medida cautelar suspender provisionalmente el proceso de selección del inversionista estratégico para la ETB. Todo esto mientras se da trámite a la demanda de acción popular. Cabe anotar que una vez se conoció por la gran prensa esta decisión se fue encima de la organización sindical y, a través de sus medios, hostigaron a sus dirigentes por medio de iracundos ciudadanos porque, según ellos, Sintrateléfonos les había dañado el negocio de compra de acciones y a otros los había perjudicado porque la decisión del juzgado afectó las acciones en la bolsa. No hay peor ciego que el que no quiere ver.

 

Modificado por última vez el 16/06/2012

Share this article

Acerca del Autor

Olimpo Cárdenas Delgado

Nosotros

Periferia es un grupo de amigos y amigas comprometidos con la transformación de esta sociedad, a través de la comunicación popular y alternativa en todo el territorio colombiano.

 

Por ello comprendemos que la construcción de una sociedad mejor es un proceso que no se agota nunca, y sabemos qué tanto avanzamos en él en la medida en que las comunidades organizadas fluyan como protagonista. Es en este terreno donde cobra siempre importancia la comunicación popular.

Litografía Periferia

 

Ubicación

 

 

Medellín - Antioquia - Colombia

Calle 50 #46-36 of. 504

(4) 231 08 42

periferiaprensaalternativa@gmail.com

Apoye la Prensa Alternativa y Popular

o también puede acercarse a nuestra oficina principal en la ciudad de Medellín, Edificio Furatena (calle 50 #46 - 36, oficina 504) y por su aporte solidario reciba un ejemplar del periódico Periferia y un libro de Crónicas de la Periferia.