Los trabajadores lideran conflicto en defensa de Ecopetrol

El 14 de agosto de 2018 la Unión Sindical Obrera de la Industria del Petróleo USO, y la estatal petrolera Ecopetrol dieron inicio al proceso de negociación del pliego de peticiones de los trabajadores. Este conflicto laboral se desarrolla en medio de un clima tenso y complejo por la grave situación que atraviesa la empresa de petróleo de los colombianos, y por las poderosas voces de los gremios económicos que le piden al gobierno nacional de Iván Duque la venta de Ecopetrol, o como mínimo de sus principales activos.

La USO, por su parte, se empeña en la defensa de Ecopetrol como empresa pública y Estatal, en la no venta de la sección de transporte Cenit, en la modernización de la refinería de Barrancabermeja y en la no venta de los campos de producción, entre otros aspectos que no tocan asuntos estrictamente laborales sino políticos y sociales.

La venta de Ecopetrol
En julio del presente año Jorge Humberto Botero, actual presidente de la Federación de Aseguradores Colombianos – Fasecolda, anunció su propuesta para el gobierno de Iván Duque de vender la totalidad de Ecopetrol, por una suma que ronda los 130 a 160 billones de pesos, para invertir este dinero en proyectos de infraestructura. Según lo informó Cesar Loza, actual presidente de la USO, en una reunión con organizaciones sociales y populares realizada en Bogotá el 17 de agosto, esta es una propuesta idéntica al modelo que usaron para vender Isagen en el gobierno de Santos, en donde Botero fungía como miembro de su junta directiva. Aunque públicamente no hubo consenso, al parecer se trata de una propuesta del Consejo Nacional Gremial que agrupa a los 21 sectores más poderosos del país, incluida la banca, la industria, y el comercio, entre otros. Los mismos que hoy conducen el gobierno de Duque, afirma Cesar Loza.

Y tienen razón los obreros de la industria petrolera de estar preocupados. Desde hace más de tres años revistas especializadas como Dinero vienen hablando de la necesidad de la venta de activos de Ecopetrol, y en especial de la que llamaron “La joya de la corona, Cenit, que es uno de los activos clave de la industria petrolera colombiana… Con un precio que podría superar los 10.000 millones de dólares”. Recientemente la revista Semana confirmó en un artículo lo que los propios trabajadores y sus asesores vienen denunciando desde hace años: la desmembración de Ecopetrol o su privatización por partes, que es casi lo mismo. En efecto, en la primera edición de agosto la revista Semana publicó el artículo titulado ¿Cómo tapar el hueco fiscal en el próximo gobierno? Allí vuelve a aparecer Cenit como uno de los activos a enajenar por más de 2000 millones de dólares. Cenit es la red de tubos, el área de transporte de hidrocarburos… mejor dicho, el negocio pulpito de Ecopetrol.

La situación actual de Ecopetrol
Dice Cesar Loza que salir de Cenit es como si a una mesa de tres patas se le quitara una, lo más seguro es que se cae. Las tres patas de Ecopetrol son Cenit, los campos de producción, y la refinería de Barrancabermeja, y a esta última se le ha sacado el cuerpo desde 2007 para su modernización.

Según un informe financiero presentado en medio de la campaña Unidos por Ecopetrol, defiende lo que es tuyo, Cenit es la red de oleoductos más grande del país con 4543 km distribuidos en 15 oleoductos. Tiene una red de poliductos de 3635 km con capacidad de evacuación de 1.215.000 barriles por día; y una capacidad de transporte de 335.000 barriles diarios. Cenit en los últimos cinco años ha obtenido utilidades por 11,7 billones de pesos, siendo el 47,1% de todas las utilidades de Ecopetrol, las cuales ascienden a 24,8 billones de pesos, en este período. Dentro del segmento de negocio transporte, Cenit representa el 99,1% de las utilidades, a pesar de que Ecopetrol cuenta con una amplia red de oleoductos (17 en total).

Eso solo en transporte, pero existe una cifra que debe poner a pensar a los colombianos: entre 2007 y 2016 Ecopetrol recibió 184 billones de pesos en regalías, impuestos y utilidades (casi la mitad de esa plata es de utilidades), y esta descomunal cifra entró a subsidiar y financiar innumerables áreas sociales. Entonces ¿qué pasaría si la petrolera se vende? Pues que el gasto público que hoy cubre Ecopetrol de todas maneras hay que financiarlo, y al no tener los recursos de Ecopetrol habría que conseguirlos a través de impuestos. De manera que no habría razón para vender los activos de Ecopetrol, y mucho menos aquellos que le proporcionan utilidades nada despreciables tanto a la empresa como al país. Ahora mucho menos si se tiene en cuenta que el precio del petróleo se recuperó y que en el primer trimestre Ecopetrol obtuvo utilidades por casi un billón de pesos.

Una estrategia mediática en contra de los trabajadores
No es la primera vez que los trabajadores de Ecopetrol, representados en su sindicato USO, se enfrentan a situaciones tan críticas en medio de los conflictos laborales, y tampoco la primera en la que tienen que desvirtuar las falsas noticias, o las verdades dichas a medias o sin contexto por parte de los medios masivos de información.

En esta oportunidad, denuncia Cesar Loza que “los medios masivos reproducen la falsa noticia, orientada por las directivas de Ecopetrol, que el pliego de peticiones de los trabajadores en 2018 cuesta dos billones de pesos, y es obvio que si la empresa viene de una crisis económica causada por los bajos precios del petróleo, la opinión pública se les va a echar encima. Pero esa cifra no es cierta y está descontextualizada”.

En 2016 la nómina de Ecopetrol, según Loza, costó 2,1 billones de pesos con todos los beneficios; y en 2017 los gastos laborales de los 9282 trabajadores, incluido el presidente de Ecopetrol, costaron 2,3 billones, lo que significa que hubo un incremento anual del 7% entre 2016 y 2017, como es normal. Es decir que los costos para el 2018 se incrementarían en una suma similar, que estaría alrededor de 200 mil millones de pesos; no dos billones como afirman Ecopetrol y los medios masivos.

Es claro que lo que persigue la estrategia mediática de desprestigio es ocultar las verdaderas intenciones del Estado de vender Ecopetrol; y de paso opacar las poderosas argumentaciones de los trabajadores en su defensa. Así como en 1948 con una huelga los obreros presionaron la creación de Ecopetrol, esta vez, según Cesar Loza, los trabajadores están dispuestos a acudir nuevamente a esta para defender a la estatal petrolera de los apetitos del capital privado, de las intenciones y la doble moral de los corruptos que ayer criticaron la venta de Isagen, pero que hoy se les hace agua la boca con el billonario negocio que significaría para ellos vender Ecopetrol.

Share this article

Acerca del Autor

Olimpo Cárdenas Delgado

Nosotros

Periferia es un grupo de amigos y amigas comprometidos con la transformación de esta sociedad, a través de la comunicación popular y alternativa en todo el territorio colombiano.

 

Por ello comprendemos que la construcción de una sociedad mejor es un proceso que no se agota nunca, y sabemos qué tanto avanzamos en él en la medida en que las comunidades organizadas fluyan como protagonista. Es en este terreno donde cobra siempre importancia la comunicación popular.

Litografía Periferia

 

Ubicación

 

 

Medellín - Antioquia - Colombia

Calle 50 #46-36 of. 504

(4) 231 08 42

periferiaprensaalternativa@gmail.com

Apoye la Prensa Alternativa y Popular

o también puede acercarse a nuestra oficina principal en la ciudad de Medellín, Edificio Furatena (calle 50 #46 - 36, oficina 504) y por su aporte solidario reciba un ejemplar del periódico Periferia y un libro de Crónicas de la Periferia.