Matemarrano: un estero que agoniza a causa de las petroleras

11 años después de haberse autorizado la construcción de la plataforma petrolera en el estero Matemarrano, la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) reconoció que se construyó sin el cumplimiento de las distancias mínimas permitidas. Hoy el estero está totalmente seco, y los animales se mueren por falta de agua. Las afectaciones al ecosistema son irreversibles.

El deterioro del estero inició en el 2006. Año en el que las empresas extractivas iniciaron sus actividades en el área. En un principio con los trabajos de sísmica realizados dentro del estero: ocho detonaciones en el cauce activo. Las comunidades, con evidencias fotográficas, pusieron la queja respectiva ante la autoridad ambiental Corporinoquia, puesto que la empresa no acató el Manual para la Realización de Sísmica en Colombia, el cual prohíbe hacer sísmica en el cuerpo de agua y solo permite realizarla a una distancia mínima de 200 metros. Vale la pena aclarar que la actividad sísmica no requiere licencias ambientales y no está reglamentada. Únicamente existe un manual y unas guías ambientales, a pesar de que esta práctica tiene gran impacto ambiental en el suelo, en los recursos hídricos, en la flora y en la fauna.

El estero Matemarrano está ubicado en el municipio de Orocué, Casanare, y tiene un área aproximada de 75 hectáreas. Es un ecosistema con reservas de agua y gran cantidad de especies nativas de flora y fauna. De este sitio nacen cañadas, y, antes de la aparición de las empresas petroleras, a él llegaban migraciones de aves que pintaban sus aguas de múltiples colores, acompañadas por las manadas de venados, chigüiros, zorros, tortugas, peces, serpientes, babillas, guíos, osos hormigueros y palmeros que habitaban la zona.

Corporinoquia realizó un informe técnico sobre esta agrsión ambiental. Y en el año 2007 el entonces Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial otorgó la licencia ambiental para exploración y explotación del Bloque Cravo Viejo, área donde se encuentra ubicado el Estero Matemarrano. Es incomprensible y extraña la decisión del Ministerio teniendo en cuenta las afectaciones y más aún cuando el Plan de Ordenamiento de Orocué prohíbe cualquier tipo de intervención, pues cataloga el estero como zona de alta sensibilidad por su importancia hídrica.

En el año 2008, la comunidad interpuso una queja por el desvío de la cañada que nace del estero para construir una vía que conduce a la plataforma, ubicada en inmediaciones de Matemarrano. La comunidad unida, y con pruebas visuales, volvió a manifestar su inconformidad. Ante la contundencia de las pruebas, Corporinoquia emitió un concepto técnico donde reafirmó que se desvió la cañada y se realizó intervención sobre el cauce alterando el ecosistema de la zona.

Por esa época se construyó la plataforma Gemar dentro del estero, desconociendo así la normatividad sin que ninguna autoridad impidiera tal catástrofe ambiental, ocasionada por el apetito rapaz de las multinacionales que explotan crudo y cuentan con la venia del Gobierno nacional, cuyo único interés es recibir recursos económicos para mantener su aparato clientelista.

Como si fuera poco, en el 2014 la empresa Pacific Rubiales, hoy llamada Frontera Energy, instaló líneas de flujo para transportar el crudo que sacan del estero. Esto provocó un incendio de grandes proporciones que consumió cerca de 200 hectáreas de sabana, mató morrocoyes, cachicamos y ahuyentó otras especies de la zona. Además, puso en riesgo la subsistencia agroalimentaria de los habitantes del sector.

En el 2018, luego de visibilizar por años la problemática, realizar movilizaciones comunales, e instaurar múltiples quejas ante la ANLA y Corporinoquia, la autoridad nacional emitió el tardío concepto que le daba la razón a la comunidad. Frontera Energy siempre minimizó e hizo caso omiso a los pobladores, poniendo de manifiesto la prepotencia y el nulo sentido de responsabilidad social. La empresa siempre negó todo y se limitó a redactar actas basadas en argumentos poco creíbles de los profesionales traídos desde Bogotá que no conocían la realidad de la zona y no le dieron importancia a lo que sucedía.

Cabe mencionar que aparte de las empresas operadoras, la ANLA y Corporinoquia son responsables porque su negligencia permitió que ocurrieran estos hechos. Muchos de sus funcionarios se confabularon con las operadoras para ocultar todo. Las comunidades esperamos que las autoridades ambientales después de estudiar los hechos, cierren definitivamente esta plataforma y hagan estudios técnicos con la Universidad Nacional o la Universidad Industrial de Santander para tomar medidas idóneas que mitiguen el daño y recuperen este valioso ecosistema.

* Líder Comunal Orocué

Share this article

Nosotros

Periferia es un grupo de amigos y amigas comprometidos con la transformación de esta sociedad, a través de la comunicación popular y alternativa en todo el territorio colombiano.

 

Por ello comprendemos que la construcción de una sociedad mejor es un proceso que no se agota nunca, y sabemos qué tanto avanzamos en él en la medida en que las comunidades organizadas fluyan como protagonista. Es en este terreno donde cobra siempre importancia la comunicación popular.

Litografía Periferia

 

Ubicación

 

 

Medellín - Antioquia - Colombia

Calle 50 #46-36 of. 504

(4) 231 08 42

periferiaprensaalternativa@gmail.com

Apoye la Prensa Alternativa y Popular

o también puede acercarse a nuestra oficina principal en la ciudad de Medellín, Edificio Furatena (calle 50 #46 - 36, oficina 504) y por su aporte solidario reciba un ejemplar del periódico Periferia y un libro de Crónicas de la Periferia.