Ismael Vásquez, símbolo de lucha campesina en el Huila

En medio de las dificultades que atraviesan algunos sectores agrícolas colombianos, surgen personajes que defienden la tierra y autonomía de comunidades rurales.

Era febrero de 2016. Luego de cumplir una jornada de trabajo que había iniciado a las 5:00 a.m., y acompañado de un extenuante sol de mediodía, Ismael Vásquez llegó a su casa con la satisfacción de haber organizado parte de sus cultivos de café. La inquietud rondaba en su cabeza; desde hacía año y medio esperaba una anunciada visita que podía cambiar la vida de 17 familias campesinas, pues representaba la posibilidad de apoyo económico para sus proyectos agrícolas.

Almorzó, se puso su sombrero suaceño que lo acompaña en los momentos especiales, y luego caminando se dirigió al sitio de encuentro acordado con los funcionarios, quienes traerían consigo la respuesta sobre el proyecto presentado a la Cumbre Agraria. En medio de algunos de sus vecinos, una temperatura cálida, y un ambiente de intriga, les confirmaron que su proyecto había sido aprobado, y que en adelante tendrían un año para su ejecución. Ese día, Ismael reafirmó que la mejor sensación era esa, la de poder servirle a su comunidad. 

Ismael es un agricultor de 55 años, amante de la naturaleza, del trabajo y de la producción agrícola, natal de la inspección de San Pedro de Florencia Caquetá, de padres campesinos oriundos del mismo departamento. Es el mayor en una familia de ocho hijos conformada por tres hombres y cinco mujeres. Desde los 17 años ha estado relacionado con el liderazgo; muestra de ello es su participación en la Unión de Jóvenes Patriotas, donde el propósito era la instrucción y capacitación política; fue presidente de juntas de acción comunal y debido a muchas circunstancias llegó en el año 2000 al municipio de Timaná.

Unos de los sucesos sociales que más han marcado a Ismael, fueron los paros realizados en 2013 y 2014 por gremios cafeteros del Huila, de los que él fue partícipe. Estas movilizaciones campesinas se llevaron a cabo, según narra el mismo Ismael, debido a la carencia de apoyo estatal para el sector cafetero que cruzaba dificultades respecto a los precios de insumos para la producción, bajos pagos en la venta de café y labradores endeudados con entidades bancarias, porque los resultados económicos  debido a la crisis no eran los esperados.

Luego de estas y varias manifestaciones, y el sinsabor por un Gobierno que poco atendió las peticiones, se promovió la organización comunitaria para lograr mejores proyectos y garantizar el cumplimiento de los mismos. A través de la invitación voz a voz con vecinos y conocidos, se reunieron 18 campesinos y campesinas pertenecientes a veredas del municipio de Timaná y crearon en el año 2014 la Asociación de Trabajadores Campesinos del Huila (ATCH) seccional Timaná

En la junta directiva estaba Ismael Vásquez como presidente, además Hernán Darío Herrera como secretario, Diego Marín como tesorero y Mildreth Caviedes Mejía como representante de Derechos Humanos. Entre las prioridades de la organización, Ismael destaca la defensa del territorio campesino, el fortalecimiento político - económico del sector, la exigencia al gobierno departamental y local para el acompañamiento técnico, productivo y de comercialización de productos agrarios.

Por eso, uno de los logros más representativos de la organización ha sido la inclusión al proyecto nacional Cumbre Agraria, que surgió precisamente de los paros campesinos de 2013 y 2014, pues este permitió que 17 familias de ATCH seccional Timaná recibieran capacitaciones, herramientas agrícolas, semillas y acompañamiento. En la actualidad, los cultivos de café, banano y caña que surgieron de este proyecto están en etapa productiva.

“Representamos posibilidades para el mejoramiento de la calidad de vida, hay representación y credibilidad en lo que hemos logrado, eso me impulsa porque siempre hay alguna problemática por la cual trabajar”

Ismael cuenta que desde la asociación han posibilitado el mejoramiento de la calidad de vida, hay una representación y credibilidad en lo que han logrado, y esta es su motivación pues considera que siempre hay alguna problemática por la cual trabajar. Se han financiado y mantenido en la lucha a través de la venta de novillas, pollos, bazares, tamales y otras actividades. Consideran que recibir algún tipo de financiación de partidos políticos podría cambiar los intereses de la organización o ser utilizados negativamente.

En cuanto a decisiones electorales manifiesta que “la afinidad política es individual. Somos liberales, conservadores de cualquier partido, siempre buscamos ponernos de acuerdo, hablamos, debatimos y cada uno da su punto de vista frente al suceso político, la mayoría de votos gana; dentro de la asociación se maneja la democracia y pluralismo y cuando apoyamos algún candidato lo hacemos por acuerdo”.

Actualmente en ATCH hay 140 asociados, 60 mujeres y 80 hombres en edades de 14 y 78 años, la población es jornalera, pequeños o medianos agricultores. “Nuestro distintivo es un escudo que representa la tierra, la familia campesina y nuestros cultivos. Hemos organizado para tener manillas tejidas, chalecos y busos con los cuales nos identificamos como ATCH seccional Timaná”

“El dinero es importante pero no lo es todo, porque sin dinero he ido a muchas partes, he conocido muchas personas y gozo de tranquilidad. Valiosas son las personas y el trabajo por  sus necesidades”

La prioridad de Ismael dentro de la organización es ubicar agricultores en terrenos propios para garantizar calidad de vida a ellos y sus familias, también continuar la gestión para la baja de tasas de créditos en el Banco Agrario. Ellos se reúnen en asambleas cada tres o cuatro meses, y si hay algún proyecto cercano o en ejecución cada mes o cada 20 días. Han proyectado la celebración del día del campesino como  muestra y reconocimiento a su labor; así mismo, educar en siembra y aprovechamiento de terrenos para varios cultivos, porque el monocultivo cafetero, a pesar de brindar estabilidad económica en ciertas épocas, ha hecho que muchos labradores dejen a un lado la práctica de policultivos.

Ismael pretende que el poco dinero que da el café no se gaste en las tiendas o en el “Fruver”, que en las parcelas haya un poco de café, plátano, cebolla, cilantro, guayaba, zanahoria, naranja, mandarina… que aprovechen los terrenos y cada día aprendan más sobre la linda labor de ser labradores de su tierra.

Visita y análisis de terrenos para siembra de café, banano o caña.

Entrega de abonos a beneficiario del proyecto Cumbre Agraria.

Agricultor Timanense en su proceso de siembra cafetera

Agricultor timanense e ingeniero agricola, acompañante del proceso de siembra y producción.

Acompañamiento en proyecto productivo a mujeres.

 

 

Share this article

Nosotros

Periferia es un grupo de amigos y amigas comprometidos con la transformación de esta sociedad, a través de la comunicación popular y alternativa en todo el territorio colombiano.

 

Por ello comprendemos que la construcción de una sociedad mejor es un proceso que no se agota nunca, y sabemos qué tanto avanzamos en él en la medida en que las comunidades organizadas fluyan como protagonista. Es en este terreno donde cobra siempre importancia la comunicación popular.

Litografía Periferia

 

Ubicación

 

 

Medellín - Antioquia - Colombia

Calle 50 #46-36 of. 504

(4) 231 08 42

periferiaprensaalternativa@gmail.com

Apoye la Prensa Alternativa y Popular

o también puede acercarse a nuestra oficina principal en la ciudad de Medellín, Edificio Furatena (calle 50 #46 - 36, oficina 504) y por su aporte solidario reciba un ejemplar del periódico Periferia y un libro de Crónicas de la Periferia.