Caño Seco florece con la memoria de sus líderes asesinados

FORTUL, ARAUCA – Cuando el Ejército dispara, mata. El 5 de agosto de 2004, el Ejército disparó y acabó con la vida de Leonel Goyeneche, Héctor Alirio Martínez, y Jorge Eduardo Prieto; también hirió los procesos sociales que lideraban estos hombres, y dejó huérfanos y viudas en sus familias. Casi siempre que el Ejército dispara, tira a matar.

Los que mueren por la defensa de la vida y los derechos humanos –como Leonel, Héctor y Jorge– no pueden llamarse muertos, porque son semilla y  florecen en la memoria. Aunque los asesinos usaron tierra para alterar la escena del crimen, las manchas de sangre todavía podían advertirse al siguiente día del crimen, las heridas también, hasta el día de hoy.

El teatro del horror ahora es un espacio que honra la vida y la memoria. La casa donde los asesinaron, hoy se llama Urim Ubasha: Casa de la sabiduría y memoria histórica de los pueblos. En el zaguán contiguo a la casa hay tres palmas, altas y rebosantes, en las que hay amarrados tres carteles con la cara y el nombre de los tres muertos vivos en la memoria.

Monumento en homenaje a  Alirio Martinez, Leonel  Goyeneche y Jorge Eduardo prieto

A metros del mausoleo, en una de las calles de tierra la vereda Caño Seco de Fortul, las patas de una carpa naranja están apoyadas sobre cajas de cerveza. Debajo de la carpa, una camioneta cuatro por cuatro blanca. Y en el volco de la camioneta, una mesa blanca que hace las veces de atril.

Es una mañana soporífera de domingo. Hoy se conmemoran catorce años del asesinato de Leonel, líder de la Central Unitaria de Trabajadores, Héctor, líder de la Asociación Departamental de Usuarios Campesinos, y Jorge, líder de la Asociación Nacional Sindical de Trabajadores del Sector de la Salud. Frente a la carpa, más de trescientas personas escuchan las palabras de una familiar de Héctor Alirio Martínez:

 –Nos quitaron a tres hombres valientes que dejaban de estar con sus familias por estar luchando con ustedes. Los padres de toda una comunidad.

La Caravana organizada por la Red de Hermandad y Solidaridad con Colombia (Redher), que desde hace varios días recorre el Centro Oriente colombiano, llegó hasta este caserío ubicado en el departamento de Arauca, uno de los más militarizados del territorio nacional, para participar del emotivo acto.

No es la primera vez que Redher visita Arauca. Los días posteriores a la dolorosa masacre, representantes de esta organización visitaron el lugar y acompañaron en el duelo a los familiares y a la comunidad. Redher puede dar testimonio de la saña con que el Estado y los grupos al margen de la ley han violentado al departamento.

Asistencia de la comunidad durante el acto de mermoria

Arauca resistió –y sigue resistiendo– a los asesinatos selectivos, los falsos positivos, las masacres, las tomas, la persecución, y la aspersión de glifosato que envenena el cuerpo humano, las fuentes hídricas, la fauna y la flora.

El acto de memoria que año tras año se realiza en el corregimiento Caño Seco ejemplifica la capacidad organizativa y política de las comunidades y los procesos del Centro Oriente colombiano. El mensaje es claro: los familiares de los connotados líderes exigen que el Estado reconozca los hechos y pida perdón en el parque principal de Fortul; la comunidad ratifica que si matan uno matan a todos. Por más que el Ejército tire a matar –por más que quiera matar(los)–, nunca podrá eliminarnos de nuestra memoria.  

 

 

 

Share this article

Acerca del Autor

Periferia

Nosotros

Periferia es un grupo de amigos y amigas comprometidos con la transformación de esta sociedad, a través de la comunicación popular y alternativa en todo el territorio colombiano.

 

Por ello comprendemos que la construcción de una sociedad mejor es un proceso que no se agota nunca, y sabemos qué tanto avanzamos en él en la medida en que las comunidades organizadas fluyan como protagonista. Es en este terreno donde cobra siempre importancia la comunicación popular.

Litografía Periferia

 

Ubicación

 

 

Medellín - Antioquia - Colombia

Calle 50 #46-36 of. 504

(4) 231 08 42

periferiaprensaalternativa@gmail.com

Apoye la Prensa Alternativa y Popular

o también puede acercarse a nuestra oficina principal en la ciudad de Medellín, Edificio Furatena (calle 50 #46 - 36, oficina 504) y por su aporte solidario reciba un ejemplar del periódico Periferia y un libro de Crónicas de la Periferia.