La Ruta de la Soberanía y una muerte anunciada

arauca

La víctima lo había anunciado a los cuatro vientos. Se lo notificó al comandante del Batallón de Ingenieros del Ejército Nacional y lo advirtió a la Defensoría del Pueblo. También se lo había dicho a sus familiares, amigos y compañeros. A pesar de eso, nunca estuvo seguro de que sus miedos se hicieran realidad y menos que eso sucediera tan cerca de su casa.

 

La causa del crimen: una vía que refleja el abandono de una región que otrora sirvió de refugio a los desplazados y despojados durante la época de la 'violencia'. Vía que hace honor a su nombre, porque a esa región, la del Sarare -conformada por algunos municipios de Arauca, Boyacá y los Santanderes- se le conoce como 'la Trocha de la Soberanía'; así le dice la gente, pues se encuentra en pésimas condiciones, tal como la soberanía colombiana.
Los primeros puentes que se construyeron sobre esa carretera fueron ganados en los famosos paros cívicos del año '72 en el nororiente, pero la pavimentación hace más de 2 décadas que está en veremos. Sin embargo, hace poco el gobierno asignó recursos por 116 mil millones de pesos para esa vía, con lo que por fin se pavimentaría y se construirían alcantarillas y algunos pequeños puentes. El contrato fue asignado al Ejército.

Un ex alcalde de Cubará -municipio de Boyacá, fronterizo con Venezuela, por donde pasa la 'Trocha de la Soberanía'–, y otros líderes sociales y políticos de la región constituyeron una veeduría ciudadana para supervisar tanto los procesos de contratación como la ejecución de la mencionada obra.

Ahí empezaron los problemas con los contratistas. Cuando las comunidades y los líderes de la veeduría señalaron una serie de falencias e irregularidades de la contratación (como la falta de licencia ambiental, de estudios previos de la obra y de póliza de garantía), así como demoras injustificadas en la ejecución de las obras y la pérdida de varios miles de millones de pesos. Los señalamientos y amenazas no se hicieron esperar.

En una ocasión, el coronel que estaba al frente de los militares que realizan la obra dijo públicamente que había un solo obstáculo para que la misma se desarrollara satisfactoriamente: la veeduría ciudadana y particularmente el ex alcalde de Cubará, Samuel Bohórquez. Eso lo había denunciado el veedor antes de ser secuestrado y asesinado, lo cual ocurrió el pasado 6 de agosto, a escasos 100 metros de esa trocha que bien representa nuestra soberanía.

En su denuncia escrita Samuel había responsabilizado de cualquier evento contra su integridad personal al Coronel Jaime Hernández Carrillo. Tal vez por eso los homicidas intentaron representar una escena en la que su víctima era plagiada por las 'Autodefensas de Casanare', que pedían una suma de $20'000.000 por el rescate. Eso fue lo que le dijeron a los familiares por teléfono.

Lo que no concuerda muy bien con el escenario que montaron es que justamente en la zona en que Samuel fue visto por última vez y en el lugar en el que fue encontrado su cuerpo sin vida tres días después, había entonces (y aún hoy) fuerte presencia del Ejército Nacional. Precisamente a uno de los generales, comandantes de esa institución militar, fue a quien la víctima dirigió, inocente, la denuncia que pensó que lo salvaría de una muerte anunciada.

Share this article

Dejar un comentario

Asegúrese de ingresar la información requerida (*) donde se indica. Código HTML no está permitido

Nosotros

Periferia es un grupo de amigos y amigas comprometidos con la transformación de esta sociedad, a través de la comunicación popular y alternativa en todo el territorio colombiano.

 

Por ello comprendemos que la construcción de una sociedad mejor es un proceso que no se agota nunca, y sabemos qué tanto avanzamos en él en la medida en que las comunidades organizadas fluyan como protagonista. Es en este terreno donde cobra siempre importancia la comunicación popular.

últimas publicaciones

Contacto

Medellín - Antioquia - Colombia

Calle 50 #46-36 of. 504

(4) 231 08 42

periferiaprensaalternativa@gmail.com

 

Apoye la Prensa Alternativa y Popular

o también puede acercarse a nuestra oficina principal en la ciudad de Medellín, Edificio Furatena (calle 50 #46 - 36, oficina 504) y por su aporte solidario reciba un ejemplar del periódico Periferia y un libro de Crónicas de la Periferia.