Sobre-explotación laboral en el Puerto de Buenaventura (II parte)

La Vuelta del Diablo es la expresión entre trabajadores y trabajadoras portuarios de Buenaventura para señalar la doblada y triplicada de turnos a las que se ven obligados muchos por los ínfimos salarios que reciben y la carestía de los bienes y servicios básicos. Es una situación infrahumana y esclavizadora que se presenta también en otras actividades laborales en el principal puerto marítimo del país. No puede ser entonces más dramático el panorama social y de sobre-explotación laboral del principal puerto marítimo del país en tiempos del TLC.{jcomments on}

Como respuesta y resistencia a esta situación, a mediados de enero del año en curso se desarrolló un paro de trabajadores de una de las operadoras portuarias intermediarias (TECSA), que logró la contratación directa (Decreto 2025 del 8 de Junio de 2011) de por lo menos noventa trabajadores que antes se encontraban integrados a través de las oprobiosas y distorsionadas Cooperativas de Trabajo Asociado (CTA). Pero aún se encuentra bajo este tipo de contratación la mayoría de los miles de trabajadores/as portuarios en Buenaventura. Por eso el pasado 26 de abril se llevó también a cabo una Audiencia Pública en este puerto en la que el viceministro de Protección Social, David Luna, propuso la continuidad de unas Mesas que las partes en conflicto habían acordado pero, para que siguieran realizándose en Bogotá.

Esta propuesta fue acogida por la Unión Portuaria de Colombia – Capítulo Buenaventura, pues señalaron que acá no hay garantías con los/as funcionarios/as de Buenaventura y, además, le exigieron al gobierno que quienes deben participar en las Mesas son la Sociedad Portuaria Regional de Buenaventura, TECSA, TCBUEN, OPP GRANELES, MUELLE DEL BOSQUE, CIAMSA, GRUPO PORTUARIO, ECOFERTIL, OPERADORA CAFETERA, PILOTOS PRÁCTICOS DEL PACÍFICO, que ha brillado por su ausencia, CADEGRAN, ZELSA, ALMAGRARIO Y ALPOPULAR.

Sin embargo, hoy se presenta una división entre los trabajadores, pues también existe la ACOB que agrupa a las pequeñas y medianas operadoras intermediarias. Precisamente SINTRAMARÍTIMOS acompaña a las pequeñas operadoras que lamentablemente están en desacuerdo con la contratación directa y enfatizan su acción sólo en los trámites de seguridad social pero que en ocasiones son falsos trámites.

En aquella Audiencia Pública participaron también los congresistas vallecaucanos Alexander López, Wilson Arias y Edinson Delgado. La Unión Portuaria interpreta que la ausencia del resto de la bancada vallecaucana evidencia o desnuda su dependencia y subordinación con la Sociedad Portuaria Regional de Buenaventura, que es la que les financia sus campañas electorales. Agregan, además, que durante estas campañas denuncian la gravedad de la situación, pero al momento de tomar medidas se evaden.

Un ejemplo, entre muchos, de la sobre-explotación laboral que acá se está presentando es el caso de “Pilotos Prácticos del Pacífico”, cuya labor consiste en el amarre y des-amarre de las motonaves que abordan este puerto. Son 16 trabajadores laborando en un solo turno, sin descanso y hasta 36 horas, reconociéndoles solo ocho horas por día y sin que se les reconozcan horas nocturnas laboradas ni días festivos trabajados. Esta operadora portuaria se niega a hacerles una contratación directa. Otra operadora similar, SPILBUM, tiene a pocos de sus trabajadores en contratación directa.

Otra operadora es CIAMSA (para mieles y azúcar de caña) que, a partir del Decreto 2025, y a través de la Fundación Carvajal, capacitó a sus trabajadores para que crearan su propia empresa. Aquellos aceptaron y hoy tienen cuarenta compañeros despedidos, justo aquellos que más reclamaban y los más antiguos. El resto que ha quedado sólo lleva dos o tres años de trabajo.

Constatamos los recibos de “Transacciones de Nómina” de un trabajador portuario que registran que en la primera quincena de marzo de 2011 el “Neto” a pagarle fue 102.167 pesos; en la segunda quincena de agosto de 2011, 28.572 pesos, y en la segunda quincena de noviembre de 2011, 228.573 pesos.

Ese mismo trabajador portuario en la primera quincena de febrero del 2012 sólo recibió 120.933 pesos; en la primera quincena de marzo del 2012, 30.233 pesos, y en la primera quincena de febrero de 2011, 28.572 pesos. Se denuncia que esto es lo común en la paga entre miles de trabajadores y trabajadoras portuarias en Buenaventura. Para todos estos casos, la Seguridad Social termina cuando abandonan la labor.

Cuando los citan a trabajar y se demoran horas en iniciar la actividad propiamente, les dan como almuerzo un pan y una gaseosa. Un obrero, que en una ocasión tomó dos y no sólo un pan, fue despedido. Son pocos los que reclaman, pues la mayoría teme el despido y los chantajean porque hay más mano de obra (la actividad portuaria de Buenaventura demanda unos 4.000 operarios y tiene una oferta de 8.000). Mientras en Cartagena a un estibador (operación de alto riesgo) le pagan ochocientos mil pesos, a esa misma función en Buenaventura sólo le es reconocido 560.000 pesos.

En este puerto entonces se presenta uno de los casos más extremos de sobre-explotación laboral en su fuente más importante de empleo, en una actividad industrial que le genera además inmensas riquezas a sus propietarios privados y al Estado, con la complicidad y negligencia perversa de éste en todos sus niveles.

Share this article

Nosotros

Periferia es un grupo de amigos y amigas comprometidos con la transformación de esta sociedad, a través de la comunicación popular y alternativa en todo el territorio colombiano.

 

Por ello comprendemos que la construcción de una sociedad mejor es un proceso que no se agota nunca, y sabemos qué tanto avanzamos en él en la medida en que las comunidades organizadas fluyan como protagonista. Es en este terreno donde cobra siempre importancia la comunicación popular.

Litografía Periferia

 

Ubicación

 

 

Medellín - Antioquia - Colombia

Calle 50 #46-36 of. 504

(4) 231 08 42

periferiaprensaalternativa@gmail.com

Apoye la Prensa Alternativa y Popular

o también puede acercarse a nuestra oficina principal en la ciudad de Medellín, Edificio Furatena (calle 50 #46 - 36, oficina 504) y por su aporte solidario reciba un ejemplar del periódico Periferia y un libro de Crónicas de la Periferia.