×

Warning

JUser: :_load: Unable to load user with ID: 332

Pre-festival del Río Grande de la Magdalena


El Magdalena Medio constituye una de las regiones más ricas y productivas del país, poseemos grandes cantidades de petróleo y oro, cultivamos maíz, yuca, plátano; sabemos criar vacas, cerdos, gallinas  y todo lo que necesitamos para vivir. Nuestras tierras fértiles, de inmensa biodiversidad y bañadas por el Magdalena, no sólo han sido una riqueza para nuestras comunidades, pues así como nos regalan alimentos y vida nos han puesto en la mira de quienes quieren arrebatarnos el territorio.{jcomments on}

Todos los días nos enfrentamos a las grandes empresas que quieren transformar nuestro paisaje en un sembradío de palma y con temor debemos resistir las arremetidas de las transnacionales mineras que quieren quedarse con el oro que durante décadas nos ha dado el sustento familiar. Para conseguirlo, diferentes fuerzas se han valido de asesinatos, desplazamientos, señalamientos y todas las muestras de terror que nos ponen permanentemente en medio de un conflicto armado que no es nuestro, que nos convierte en sus víctimas.

Sin embargo no todo ha sido malo. Ese triste panorama ha hecho que nuestras más grandes muestras de solidaridad, unión y resistencia salgan a la luz; nos organizamos, trabajamos de la mano y a lo largo de varios años hemos logrado construir propuestas de restablecimiento social y productivo que, además de ayudarnos a defender el territorio, nos han permitido soñar con una vida digna. Como parte de este proceso, hemos consolidado diferentes escenarios: asambleas, escuelas de formación, encuentros comunitarios, giras, intercambios de experiencias y por supuesto espacios de cultura, deporte y recreación, como el Festival del Río Grande de la Magdalena.

Para reafirmar tales iniciativas, los días 20 y 21 de mayo de 2012, a las doce del medio día se dio inicio al Pre-Festival del Río Grande de la Magdalena, evento que contó con la participación de comunidades, organizaciones sociales y grupos culturales de los municipios de Cantagallo, San Pablo, Arenal, Río Viejo, Regidor y Morales del Sur de Bolívar. Además, tuvo como invitados especiales a las comunidades agro-mineras del Bajo Cauca, representadas por la Asociación Agrominera del Cauca (ASOAGROMICAUCA). En medio de la lluvia y el sol intenso se tejieron lazos de solidaridad e identidad de distintos procesos sociales del Magdalena Medio. El escenario cómplice de este importante adelanto social y cultural fue el casco urbano de San Pablo en el Sur de Bolívar.

Las expresiones culturales que presenciamos fueron muy diversas y mostraron la riqueza de nuestro territorio: grupos de tamboras, intérpretes vallenatos, chirimía, fandango y mapalé nos deleitaron con su sabor autóctono y nos pusieron a bailar; poesías llenas de versos para el río, recetas recuperadas para antojarnos, historias de arriería, murales y maquetas que plasmaron los sueños de niños, niñas, adultos y jóvenes; guitarras que acompañaron los mensajes de paz y respeto entonados por maestros, carrangueros y público en general a viva voz fueron el plato fuerte de estos dos días de jolgorio.

La confluencia tuvo como objetivo resaltar las diversas expresiones culturales de la región y reafirmar la importancia que tiene el río en la historia de nuestras comunidades. Este colorido encuentro fue el mejor preámbulo para que las organizaciones, grupos y comunidades den inicio a las actividades preparatorias requeridas por el gran Festival que se realizará cuando se acerquen otros procesos sociales, comunidades, amigos y aliados que se identifiquen con esta propuesta, ojalá en el segundo semestre del año. Este encuentro preliminar se asumió como la mejor forma de llamar a las organizaciones y comunidades de la región para que se acerquen a construir la propuesta definitiva del gran Festival y, desde luego, para que todas las expresiones culturales, sociales y políticas den inicio a los preparativos y formen parte activa de este rescate de vida basado en la cultura, la alegría y el folclore.

Como parte fundamental del encuentro, las comunidades participantes plasmamos nuestro sentir en la siguiente proclama:

“El festival del río grande de la Magdalena es una propuesta construida desde los distintos actores sociales que vivimos alrededor del río: mineros, arrieros, campesinos, pescadores, y todos aquellos que nos identificamos con el territorio que circunda la cuenca de los ríos Magdalena y Cauca. Nuestro principal propósito es reconocer en nuestras cuencas el aporte importante que ellas hacen a la cultura campesina y resaltar su valor como escenarios de construcción de nuestra historia, que encierra también desplazamientos, conflictos y muertes. Queremos a su vez defenderlas de los nefastos resultados de proyectos que benefician a actores externos, y que evidentemente no son compatibles con los intereses de quienes las proyectamos en nuestro espacio de vida desde lo económico, lo cultural, la movilidad y la religiosidad como una fuente de existencia y un marco de solidaridad para las personas que aquí habitamos.

El festival apropia la cultura ribereña, para presentar y expresar desde los anhelos y aportes de nuestros abuelos, niños, mujeres y hombres, la perspectiva del río como elemento del buen vivir: entendiendo que el buen vivir para nosotros es la propuesta que nace de nuestras necesidades más sentidas y nos motiva a plantear estrategias autónomas y respetuosas de nuestra cultura. Ese buen vivir que anhelamos debe permitirnos resaltar la identidad, la tradición y la memoria de nuestros abuelos, colonos, campesinos, mineros y arrieros, que a través de muchas generaciones han ayudado a construir esta región.

El Festival del Río favorece a su vez la integración de todos los actores sociales que habitamos la región, valora nuestra diversidad étnica, productiva y religiosa para que a través del respeto podamos construir unidad. Concebimos esta fiesta como un ejemplo valioso para todas las regiones del país, que a veces olvidan que la existencia de nuestros ríos, montañas, valles, y demás espacios naturales posibilitan nuestra vida.

Históricamente el Festival ha sido una reivindicación de la existencia y de quienes lo habitamos y vivimos con él; han sido muchas personas, organizaciones sociales e instituciones quienes han contribuido a su organización. Este festival es de todos, porque somos todos quienes lo soñamos y lo construimos”.

Share this article

Acerca del Autor

Nosotros

Periferia es un grupo de amigos y amigas comprometidos con la transformación de esta sociedad, a través de la comunicación popular y alternativa en todo el territorio colombiano.

 

Por ello comprendemos que la construcción de una sociedad mejor es un proceso que no se agota nunca, y sabemos qué tanto avanzamos en él en la medida en que las comunidades organizadas fluyan como protagonista. Es en este terreno donde cobra siempre importancia la comunicación popular.

Litografía Periferia

 

Ubicación

 

 

Medellín - Antioquia - Colombia

Calle 50 #46-36 of. 504

(4) 231 08 42

periferiaprensaalternativa@gmail.com

Apoye la Prensa Alternativa y Popular

o también puede acercarse a nuestra oficina principal en la ciudad de Medellín, Edificio Furatena (calle 50 #46 - 36, oficina 504) y por su aporte solidario reciba un ejemplar del periódico Periferia y un libro de Crónicas de la Periferia.