¡Que la reconciliación sea la protagonista!

Las notas musicales de paz las escribe la Comunidad de Paz
de San José de Apartadó; su apuesta y propuesta es la reconciliación.

El pasado 11 de julio, 25 viviendas, así como árboles y animales del caserío de San José de Apartadó, amanecieron con "pintas" alusivas al grupo paramilitar Autodefensas Gaitanistas de Colombia –AGC. Días antes había ocurrido lo mismo en la vereda La Cristalina. Ante este clima de zozobra, la Comunidad, que lleva 20 años construyendo apuestas de paz en este territorio afectado por la presencia paramilitar, pintó sus muros con mensajes como este: "Vamos a cerrar una página y juntos abriremos una nueva historia, donde la reconciliación sea la protagonista".  

“¿Dónde está la paz tan publicitada hoy en el país?”, es la pregunta que se la hace la Comunidad de Paz, ya que los hechos señalados no responden a una única presencia que este grupo paramilitar ha realizado en el territorio con fines de instigar, vulnerar y amenazar su tranquilidad. Su presencia se ha venido dando fuertemente durante el año pasado y el presente año en diversas veredas y corregimientos de esta región del país. La Comunidad de Paz a través de sus diferentes medios de difusión ha dejado constancia de las múltiples apariciones en el territorio por parte de este grupo, también han señalado que las autoridades y Gobiernos locales correspondientes niegan constantemente su presencia.

Por el contrario, según manifiestan los habitantes de esta región, brigadas del Ejército se reúnen con este grupo ilegal para coordinar acciones. En una constancia emitida el 19 de junio en su página web, la Comunidad de Paz señaló que han “podido comprobar que altos mandos de las brigadas 17 y 11 del Ejército de Antioquia y Córdoba se reúnen con grupos paramilitares en las veredas: Mulatos, del corregimiento de San José de Apartadó y Murmullo, del corregimiento de Batata del municipio de Tierralta, Córdoba, todo esto con la intención de coordinar todo el modelo de control sobre la población y de estigmatización a nuestra Comunidad de Paz”.

En esta misma constancia, la Comunidad deja por escrito que estas estructuras paramilitares sostienen puestos de control armado en las siguientes veredas: Arenas Bajas, Nuevo Antioquia, Playa Larga, Rodoxali, la Hoz, del municipio de Apartadó, en Turbo, del departamento de Antioquia, y también en La Resbalosa, Machosolo, Resbalosita, Naín, Murmullo, Alto Joaquín y Baltazar, del municipio de Tierralta, del departamento de Córdoba; en otras veredas de esta región este grupo ilegal patrulla como si fuera ejército oficial, dañando y amenazando lo que encuentra por su camino, y desangrando cada vez más la región, puntualizan.

Hechos como el hurto de alimentos, animales y dinero, amenazas de muerte, presencia constante en el territorio, la instalación de bases y retenes paramilitares, y la constante intimidación a familias y líderes que hacen parte de la Comunidad de Paz, tienen paralizada a la población. Otros hechos que se han registrado desde el mes de marzo en las diferentes constancias que han realizado, responden a diferentes situaciones como la presencia de estos grupos en diferentes veredas para reunir a los pobladores, en donde manifiestan que “esa hp comunidad de paz tiene que acabarse y no existir más”. Esto ocurrió en las veredas Multo Medio y Mulatos. En el casco urbano de San José de Apartadó su presencia también se ha sentido, en especial ante el gremio de comerciantes a los que el grupo ilegal ha llegado a “cobrar vacuna”; según ellos “es un aporte a la causa”. Los comerciantes también han manifestado su temor ante la intimidación de los paramilitares.

El 2 de julio llegó un grupo de paramilitares fuertemente armado a la vereda La Resbalosa, también de este corregimiento; así lo narró la Comunidad de Paz en otra constancia emitida el 12 de julio en su página web: “nos reunieron a los pobladores y se presentaron como Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC). Uno de ellos se presentó como jefe político encargado de convencer a los pobladores para sostener allí los puntos de información; otro se presentó como jefe de tropa, más conocido como “El Rayo”; otro se presentó como comandante de puntos. Luego presentaron a una persona de civil como “un punto” (informante) del sector La Rica, entre Naín y La Resbalosa, Córdoba”. Según relataron, esta reunión se hizo de manera forzada, por lo que violó los derechos de los campesinos.

Algo preocupante también para esta población, según manifestaron,  es que se instaló un “punto” en su vereda, y ante su negativa, la respuesta de los paramilitares fue: “gústele o no, vamos a colocar aquí un punto y si nos toca comprar un terreno y construir una casa para ubicar a nuestro informante, lo haremos, pero la junta de acción comunal tiene que ubicarlo como una familia más de la vereda; además no hay problema si lo capturan, pues tenemos todo coordinado con los militares y con la Fiscalía para que no dure más de 24 horas capturado”. De igual manera reafirmaron que, “vinimos para quedarnos y queremos a todos organizados, trabajando para nosotros, por lo que no queremos sapos que anden informando sobre nuestra presencia”.

A pesar de todo, la Comunidad de Paz persiste, y como lo explican, su “Comunidad ha sobrevivido por más de 20 años en medio de amenazas, desapariciones, torturas y muertes pero aún seguimos, gracias a nuestros principios y reglamentos que son los que nos han fortalecido en nuestra resistencia y vida comunitaria”.

Share this article

Login to post comments

Nosotros

Periferia es un grupo de amigos y amigas comprometidos con la transformación de esta sociedad, a través de la comunicación popular y alternativa en todo el territorio colombiano.

 

Por ello comprendemos que la construcción de una sociedad mejor es un proceso que no se agota nunca, y sabemos qué tanto avanzamos en él en la medida en que las comunidades organizadas fluyan como protagonista. Es en este terreno donde cobra siempre importancia la comunicación popular.

últimas publicaciones

Contacto

Medellín - Antioquia - Colombia

 

Calle 50 #46-36 of. 504

 

(4) 231 08 42

 

periferiaprensaalternativa@gmail.com

 

Apoye la Prensa Alternativa y Popular

o también puede acercarse a nuestra oficina principal en la ciudad de Medellín, Edificio Furatena (calle 50 #46 - 36, oficina 504) y por su aporte solidario reciba un ejemplar del periódico Periferia y un libro de Crónicas de la Periferia.