Refinería de Barrancabermeja cerraría en un año

Con la llegada de Juan Carlos Echeverry a la presidencia de Ecopetrol, las promesas en campaña del presidente Juan Manuel Santos de modernizar la Refinería de Barrancabermeja, con una inversión de más de 3.700 millones de dólares, se diluyeron hasta terminar en un no rotundo, no solo a la modernización, sino a la economía del departamento de Santander. La razón detrás de esta decisión es el compromiso del Gobierno de entregar el mercado de los combustibles en Colombia al grupo Trafigura, a través de sus empresas Puma Energy, Impala y Puerto Bahía (con su socio Pacific).

¿Cómo es el negocio?
Todo inició con la decisión de ExxonMobil (antigua Tropical Oil Company) de  salir del mercado de lubricantes y combustibles en Colombia, según lo afirmó Lorenzo Gazmuri, Gerente General de Copec (Compañía de Petróleos de Chile, dueña de Terpel) a la revista Portafolio. Copec y ExxonMobil tienen una relación comercial desde hace 60 años, y por medio de una transacción comercial, Copec compró las acciones de ExxonMobil quedándose con la línea de lubricantes (aceites para transporte terrestre y aéreo así como de uso industrial) en Colombia a través de su empresa Terpel. Actualmente Terpel domina el 14% del mercado de lubricantes en Colombia, mientras que ExxonMobil el 30,2%, es decir que con esta compra, Copec se queda con la sumatoria de los dos mercados, asegurando el 44% del mercado, lo que está cerca de ser un monopolio (si lograra manejar más del 50%).

Por otra parte, Gazmuri afirmó que Copec no se quedará con el mercado de combustibles, y que muy pronto anunciarán cuál empresa se quedaría con este negocio. Aunque a Copec le interesa este apetecible negocio, si se quedara con él tendría un monopolio, lo cual es prohibido por las leyes colombianas, por eso trabaja para que  sea Trafigura a través de su empresa Puma Energy, quien tiene negocios hace muchos años con Copec y ExxonMobil. De acuerdo a lo expuesto por Andrés Acosta, presidente de ExxonMobil Colombia, a la Unión Sindical Obrera, USO, y ratificado por Gazmuri a la revista Portafolio, para ExxonMobil es muy importante que sus acciones queden en manos de las empresas con las que han venido trabajando desde hace años, haciendo referencia a las dos empresas, Copec en lubricantes y Puma en combustibles.

Según el portal de información centralamericadata.com, Puma Energy adquirió las operaciones de ExxonMobil en Centroamérica, por eso en este momento todo apunta a que es precisamente esta empresa la que se quedará con la línea de combustibles que pertenecía a ExxonMobil, y que Copec enajenará. Además, Puma compró la empresa Barranquillera Save para entrar en el negocio de los combustibles a través de la distribución y las estaciones de gasolina que tenía esta empresa colombiana. Entonces, al sumar la participación de las tres empresas, Terpel, Puma Y ExxonMobil, estas tienen más del 60% del mercado colombiano de combustibles.

¿Cómo entra Trafigura en este negocio?
Puma Energy  es una empresa filial de la transnacional Trafigura, para la cual esta oportunidad es un excelente negocio, por eso se preparó desde años atrás. Primero inició, a orillas del río Magdalena, junto a la Refinería de Barrancabermeja, la construcción de Puerto Impala, el cual hasta ahora cuenta con capacidad de almacenamiento de 750.000 barriles. El segundo movimiento fue comprar, a través de Puma, el 100% de la empresa Save Combustibles SAS, una empresa Barranquillera encargada de la distribución de combustibles en Colombia, como aparece en el reporte realizado por inteligenciapetrolera.com.co. La tercera acción fue comprar el 10.1% de las acciones de la multinacional canadiense Pacific, quien venía construyendo en Puerto Cayao Barú la estación de almacenamiento Puerto Bahía, con una capacidad de almacenamiento de combustibles de 3.3 millones de barriles, lo que pone a disposición de Trafigura más de cuatro millones de barriles para el almacenamiento de combustibles.

¿Cuál es el riesgo de la Refinería de Barrancabermeja?    
Desde la llegada de Juan Carlos Echeverry a la presidencia de Ecopetrol, el Proyecto de Modernización de la Refinería de Barrancabermeja –PRMB-, y de paso el mismo municipio, están en riesgo. Se cerraría un activo de Ecopetrol, como lo es la Refinería de Barrancabermeja, que debido a los bajos precios del crudo, viene dando ganancias cada vez más grandes: en el 2004 tuvo pérdidas por el orden de 500 mil millones, mientras que en 2016 llegó a tener ganancias de
un billón 200 mil millones de pesos. Cabe recordar que mientras el precio del petróleo bajó de 100 a 50 dólares el barril, los demás productos que salen de la Refinería como ACPM o gasolina, subieron de precio.

Sin embargo, todo obedece a sacar del negocio de los combustibles a Ecopetrol y entregárselo a la multinacional Trafigura. La estrategia inició sacando a los profesionales con más de 20 años de experiencia y que se encontraban al frente del PRMB, como el ingeniero Federico Maya, vicepresidente de Refinación y defensor de la necesidad de hacer dicho proyecto; después continuó el desfile de despidos de personal estratégico para la compañía, que fueron remplazados por cargos burocráticos sin experiencia. Luego de la compra de las acciones de Pacific por parte de Trafigura, el Gobierno declaró zonas francas a Puerto Impala y Puerto Bahía (pertenecientes a este grupo); los exoneró así del pago de impuestos, y permitió que a través de ellos se puedan traer combustibles de otros países, especialmente de Centroamérica. Con esto, Ecopetrol pierde el control de la importación de los combustibles en Colombia.

Es decir que con esta medida van a inundar al país de combustibles de Centroamérica, a través de Puerto Bahía y Puerto Impala; lo demás será transportado en carro tanques, y el resto por la red de oleoductos y poliductos, por lo que Ecopetrol ya firmó un contrato para interconectarse con Puerto Impala. Con el país lleno de combustibles centro americanos y la Refinería chatarrizada, Ecopetrol no podrá responder a la exigencia de esta competencia desleal y, según cálculos de la USO, en un año se estaría anunciando el cierre de la Refinería de Barrancabermeja. La afirmación se basa en que esta nueva figura empresarial de Lubricantes y Combustibles entrará en funcionamiento oficialmente el primero de agosto de 2017, y aproximadamente en ocho meses lograría su apoderamiento del mercado, tal como sucedió con Cemex, quien con su entrada a Colombia acabó en menos de un año con las empresas nacionales de cemento. Tiene además todas las de ganar, si la Refinería de Barrancabermeja (la más grande del país) no se moderniza y se convierte en una empresa competitiva en calidad y precios.  

¿Cómo se perjudica el departamento de Santander?
Con este movimiento comercial no solo acabarían con Ecopetrol, sino que también Santander perderá dos de las más importantes industrias que generan el mayor ingreso al departamento. Por un lado se cerraría la Refinería, y por otro lado con la compra de las acciones de ExxonMobil por parte de Copec, se cerraría la planta de lubricantes de Bucaramanga, trasladando toda la producción de lubricantes a la moderna planta de Cartagena, en la cual con solo dos turnos de trabajo podrán cubrir el 40% del mercado nacional.

Gregorio Alfonso Mejía Mancera es el Secretario General de la Unión Sindical Obrera, USO, Bogotá.

Share this article

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

Nosotros

Periferia es un grupo de amigos y amigas comprometidos con la transformación de esta sociedad, a través de la comunicación popular y alternativa en todo el territorio colombiano.

 

Por ello comprendemos que la construcción de una sociedad mejor es un proceso que no se agota nunca, y sabemos qué tanto avanzamos en él en la medida en que las comunidades organizadas fluyan como protagonista. Es en este terreno donde cobra siempre importancia la comunicación popular.

últimas publicaciones

Contacto

Medellín - Antioquia - Colombia

 

Calle 50 #46-36 of. 504

 

(4) 231 08 42

 

periferiaprensaalternativa@gmail.com

 

Bono solidario

o también puede acercarse a nuestra oficina principal en la ciudad de Medellín, Edificio Furatena (calle 50 #46 - 36, oficina 504) y por su aporte solidario reciba un ejemplar del periódico Periferia y un libro de Crónicas de la Periferia.