Desinformados

Los diálogos de paz entre el Gobierno Nacional y el Ejército de Liberación Nacional avanzan, y la característica principal de este proceso, hasta el momento, ha sido la falta de información hacia la sociedad. Poco se sabe desde que los medios masivos de información, como en una carrera, compitieron para ver quién restaba más créditos y presionaba de mejor manera a la insurgencia para que decretara un cese al fuego unilateral, luego que esta se atribuyera los ataques en Bogotá, en los que resultó muerto un policía.

Sólo se sabe que los diálogos “van bien”, que avanzan “en condiciones óptimas”, y que esperan lograr pronto un cese bilateral, según palabras de los jefes negociadores de cada una de las partes. Así mismo, que una comisión del Polo Democrático viajó a Quito para entregar una propuesta que contribuiría en el camino para dicho propósito. Además, que las dos delegaciones se han reunido con los garantes de otros países y con una comisión de obispos colombianos que apoyan el proceso de paz, y que el guerrillero Alirio Sepúlveda viajó a mediados de marzo desde Colombia para integrarse a la delegación de paz del ELN.  

También se sabe, gracias a un saludo que dio el negociador del ELN, Aureliano Carbonell, en el Seminario Nacional por la Unidad en Bogotá, donde estaban reunidos representantes y delegados de diversos sectores sociales y políticos del país, que en este momento la mesa de conversaciones  se encuentra en un primer ciclo que terminaría a principios de abril, y que gira alrededor de dos temas: uno, sobre dinámicas y acciones humanitarias para lograr acuerdos bilaterales que disminuyan la intensidad del conflicto, y dos, sobre la participación de la sociedad en la construcción de la paz, lo cual es para la guerrilla el corazón del proceso.  Pero estos avances, importantes y benéficos para el proceso, han pasado desapercibidos o han sido cubiertos de manera desinteresada por los medios masivos de información. Paradójicamente, en los últimos días solo resuena que el Ministro de Defensa atribuyó al ELN la muerte de líderes sociales.  

Pablo Beltrán, jefe de la delegación del ELN, con motivo de un encuentro de periodistas que cubren el proceso de paz, envió un saludo en el que advirtió que “sin información no hay participación”, y se refirió a tres estereotipos reproducidos en la matriz mediática que impiden un reconocimiento de los alcances del proceso de paz con esta guerrilla. El primero, dice Beltrán, es considerar que este proceso y el de las FARC son una estafa; el segundo es que en los diferentes intentos de diálogo con el Gobierno, el ELN no llega a nada; y el tercero, que con el acuerdo entre el Gobierno y las FARC ya hay paz completa, y por lo tanto con el ELN no habría que negociar nada nuevo.

Es por eso que la preocupación de algunos sectores sociales, promotores de una participación activa y vinculante de la sociedad, es que la desinformación y el miedo opaquen la necesidad de seguir construyendo la paz de Colombia, con todas las transformaciones necesarias. Información completa y verídica será entonces un gran aporte en este camino para que la sociedad se entere, participe y decida de manera activa sobre el futuro del país.

Share this article

About Author

Periferia
Login to post comments

Nosotros

Periferia es un grupo de amigos y amigas comprometidos con la transformación de esta sociedad, a través de la comunicación popular y alternativa en todo el territorio colombiano.

 

Por ello comprendemos que la construcción de una sociedad mejor es un proceso que no se agota nunca, y sabemos qué tanto avanzamos en él en la medida en que las comunidades organizadas fluyan como protagonista. Es en este terreno donde cobra siempre importancia la comunicación popular.

últimas publicaciones

Contacto

Medellín - Antioquia - Colombia

 

Calle 50 #46-36 of. 504

 

(4) 231 08 42

 

periferiaprensaalternativa@gmail.com

 

Apoye la Prensa Alternativa y Popular

o también puede acercarse a nuestra oficina principal en la ciudad de Medellín, Edificio Furatena (calle 50 #46 - 36, oficina 504) y por su aporte solidario reciba un ejemplar del periódico Periferia y un libro de Crónicas de la Periferia.