Cabrerunos rechazan proyectos minero-energéticos en su territorio

La organización ambiental del territorio es quizás una de las prácticas sociales que constata con mayor crudeza las dinámicas del conflicto social y político que caracterizan a Colombia. En el caso del Sumapaz se destaca la implementación de mega proyectos como centrales hidroeléctricas y explotación de minería y de hidrocarburos. La respuesta de las comunidades sumapaceñas, ante estas dinámicas extractivas, se ha reflejado en la organización en torno a la defensa del agua y la vida, la permanencia de las comunidades en sus territorios, y el rescate de la cultura campesina de la región.

Un claro ejemplo de esta disputa se vivenció el pasado domingo 26 de febrero en el municipio de Cabrera Cundinamarca, donde se llevó a cabo el proceso de la Consulta Popular que giró en torno a la siguiente pregunta: ¿Está usted de acuerdo SÍ o NO que en el municipio de Cabrera como Zona de Reserva Campesina se ejecuten proyectos mineros y/o hidroeléctricos que transformen o afecten el uso del suelo, el agua y la vocación agropecuaria del municipio? La respuesta de la comunidad fue contundente. El 97% de los votantes dijo NO, y expresó de esta manera su total rechazo a las pretensiones de la empresa EMGESA de desarrollar proyectos de explotación en su territorio. El resultado fue entonces una victoria histórica en la tierra donde Juan de la Cruz Varela luchó por los derechos de los campesinos en el siglo XX.

Estuvimos en la Zona de Reserva Campesina de Cabrera dialogando con Paola Bolaños, una de las líderes de este proceso, y quien hace parte del Comité de Impulso de la Zona de Reserva Campesina. Ella nos explicó en qué consiste el proyecto de explotación, quiénes están detrás y cómo fue el proceso para hacer del 26 de febrero del 2017 un día histórico para la lucha campesina del Sumapaz y de Colombia.

Tierra Libre: ¿En qué consiste el Proyecto Hidroeléctrico?
Paola Bolaños: El proyecto hidroeléctrico a filo de agua El Paso es un proyecto que viene presentando la empresa Emgesa en las comunidades de cuatro municipios donde tendría su área de influencia. De estos, tres son de Cundinamarca (Cabrera, Venecia y Pandi) y uno en el departamento del Tolima (Icononzo). Ellos proponen hacer 14 microcentrales y tres bocatomas a lo largo de la cuenca media y baja del río Sumapaz. El proyecto incluye hacer la desviacion del caudal del río por medio de una serie de tuberías y perforaciones en las montañas. Las primeras perforaciones se harían en la vereda La Cascada del municipio de Cabrera, en la cual existe una serie de humedales y nacederos de gran importancia para la región.

Este proyecto lo viene imponiendo la empresa EMGESA ENEL desde hace más de ocho años en el territorio, y ha intentado hacer socializaciones a las comunidades de unos estudios de impacto ambiental que hicieron junto con una empresa contratista denominada INGETEC, pero las propuestas han sido rechazadas rotudamente desde un inicio debido a las consecuecias negativas que traen en varios aspectos, primero en lo económico ya que esta es una región netamente de vocación agropecuaria y campesina; segundo en el tema social y cultural ya que al ver una intervención de poblaciones ajenas al territorio se rompen los lazos, el tejido social y la cultura que se ha venido cultivando durante muchos años; otro tema es el de los derechos humanos, y por último se tendrán unos cambios drásticos en las constumbres que han venido desarrollando los campesinos en el momento de cuidar, cultivar y proteger los recursos naturales. Todo esto está enmarcado en un tema ambiental tan importante para la región a la que pertenecemos, que tiene un ecosistema tan frágil y tan vital como lo es el Páramo del Sumapaz y su zona de amortiguamiento.

TL: ¿Cuál ha sido la respuesta de los habitantes de Cabrera, las comunidades campesinas y los procesos organizados?
PB: En vista de que esta empresa multinacional ha venido haciendo este tipo de propuestas, las comunidades organizadamente hemos hecho foros, conversatorios y cabildos abiertos en los cuales tenemos la oportunidad de exponer nuestros pensamientos, opiniones y criterios frente a este tipo de actividades, igualmente hemos podido contar con el apoyo y las experiencia de otros territorios que han sufrido las terribles consecuencias de estos proyectos en otras zonas del país.

TL: ¿Por qué se animaron a hacer la Consulta Popular y cómo fue el proceso?
PB: La Consulta Popular en el municipio de Cabrera nace como resultado de un cabildo abierto por la defensa del agua, el territorio y la vida, realizado el 27 de febrero del 2016, en el cual los campesinos y campesinas en sus ponencias manisfestaron la importancia de ejercer los mecanismos de participación ciudadana para poder decidir si queríamos o no este tipo de proyectos en nuestro territorio. De allí surgió la propuesta de la Consulta Popular y tanto la Alcaldía como el Consejo Municipal manifestaron que estarían de acuerdo en apoyar esta iniciativa junto a las comunidades de Cabrera.

TL. ¿Qué procesos están al frente de esta iniciativa y quiénes han acompañado?
PB: Al frente de todo este proceso por la defensa de la vida, el agua y el territorio siempre han estado primero las comunidades cabrerunas, campesinos y campesinas jóvenes, adultos y niños que habitamos el territorio. Muchos hacemos parte de diferentes organizaciones, como el Comité de Impulso de la Zona de Reserva Campesina de Cabrera, que fue el que tomó este bastón para sacar adelante junto a las comunidades esta iniciativa. También hemos podido contar con el acompañamiento y el apoyo de organizaciones amigas de diferentes sectores del país, como organizaciones ambientalistas que han estado defendiendo también los recursos naturales, la vida y el agua. Entre ellas podemos contar con ILSA, Censat Agua Viva, Tierra Libre, Asoquimbo, Red Tejiendo Páramos, el Cinturón Occidental Ambiental, entre muchas otras, con las cuales se ha hecho un trabajo interesante de empoderamiento y de conocimiento de aquellos mecanismos de participación ciudadana y de cómo las comunidades podemos aplicarlos en los territorios.

TL: ¿Después de la histórica victoria del 26 de febrero, qué se viene ahora, cuál creen que sea la respuesta de la empresa?
PB: El resultado de la Consulta Popular fue una victoria contundente de las comunidades frente a la posición de las multinacionales. Consideramos que de ahora en adelante se viene un trabajo arduo para que otras comunidades puedan hacerle frente a este tipo de proyectos antes de que hayan muchas consecuencias terribles, así como lo hicimos nosotros en Cabrera, antes de que la empresa hubiera podido intervenir la primera vez en el territorio. Sabemos que no es una tarea fácil, que las multinacionales tienen mucho poder y mucha plata y van crear muchas estrategias para mirar cómo pueden cambiar esto. Incluso dentro de este proceso la empresa EMGESA ENEL, ocho días antes de realizar nuestra Consulta, nos hizo llegar un oficio en el cual manisfestaban que ya no iban a hacer el proyecto desde nuestro municipio, seguramente con el ánimo de desmotivar la Consulta Popular, para que las comunidades no participaramos. Pero era una desición tomada por las comunidades, por eso el grado de compromiso de los campesinos y campesinas que habitamos en este territorio de acudir masivamente a las urnas y poner nuestra voz en contra de este tipo de proyectos en nuestro territorio, y no solo en contra de las hidroeléctricas, sino también en contra de proyectos mineros, incluso de hidrocarburos, porque tenemos conocimiento de que en nuestro territorio se pretende implemetar un bloque petrolero denominado el COR 61, que también tiene área de influencia en los municipios de Venecia y de Pandi, y cuyos efectos negativos son mucho más grandes que lo que proponen como beneficios para las regiones.

TL: ¿Qué invitación le hacen a los demás territorios afectados por las diferentes formas de explotación extractivista?
PB: La invitación es a que sigamos trabajando unidos, a que nos apoyemos mutuamente para que con los mecanismos legales que existen en Colombia podamos hacerle frente a este tipo de proyectos, y podamos sacar a delante esas propuestas de desarrollo endógenas desde las comunidades campesinas, afro e indígenas que habitamos en este hermoso país, lleno de biodiversidad, lleno de vida y de agua. De eso nos sentimos orgullosos y por eso estamos habitando, produciendo alimentos, conservando y conviviendo con estos recursos.

Share this article

About Author

Elver Guerrero
Login to post comments

Nosotros

Periferia es un grupo de amigos y amigas comprometidos con la transformación de esta sociedad, a través de la comunicación popular y alternativa en todo el territorio colombiano.

 

Por ello comprendemos que la construcción de una sociedad mejor es un proceso que no se agota nunca, y sabemos qué tanto avanzamos en él en la medida en que las comunidades organizadas fluyan como protagonista. Es en este terreno donde cobra siempre importancia la comunicación popular.

últimas publicaciones

Contacto

Medellín - Antioquia - Colombia

 

Calle 50 #46-36 of. 504

 

(4) 231 08 42

 

periferiaprensaalternativa@gmail.com

 

Apoye la Prensa Alternativa y Popular

o también puede acercarse a nuestra oficina principal en la ciudad de Medellín, Edificio Furatena (calle 50 #46 - 36, oficina 504) y por su aporte solidario reciba un ejemplar del periódico Periferia y un libro de Crónicas de la Periferia.