Crece problema ambiental en relleno sanitario de Calarcá

Desde el 8 de diciembre de 2016 se han registrado varios derrumbes en la ladera periférica del vaso Las Azucenas, que hace parte del basurero en el predio de Villa Karina, ubicado en el municipio de Calarcá, Quindío. Por este motivo se encuentra cerrada la vía que une la variante de Chagualá cerca al municipio de Calarcá, con La Nubia en Salento. Los habitantes se han visto obligados a buscar vías alternas y a cruzar por el municipio de Salento para conseguir llegar al poblado y realizar sus diligencias. Por suerte estos derrumbes en la vía aún no cobran vidas humanas.

Ambientalistas del municipio de Calarcá y campesinos de la zona han presentado fuertes denuncias debido al mal manejo que se le han dado a los lixiviados que de allí brotan y que provocan impactos ambientales serios como la sequía de varios nacimientos de agua que existían antes de la construcción del basurero y de su vertimiento a las quebradas; el riesgo de que la infraestructura colapse y que todos los desechos terminen en la quebrada Agualinda y la Duquesa, afluentes del río Quindío; y el posible represamiento del caudal de la quebrada El Crucero, ocasionado por el movimiento de tierra desde la base del borde norte del vaso Villa Karina. Al respecto, Enrique Díaz, campesino de esta zona, denunció que este riesgo de represamiento del caudal de la quebrada puede arrasar con su vivienda ubicada a unos metros de allí.

Por otro lado, la emisión de fuertes gases a la atmósfera genera molestias respiratorias para los campesinos, quienes desde que inició el proyecto han realizado denuncias sobre el mal manejo de este tema. A todo lo anterior se suma la desvalorización de los predios y la acidificación de los suelos.

María Rubenia Londoño López, presidente de una de las Juntas de Acción Comunal, se ha encargado de enviar reiterados derechos de petición al director de la Corporación Autónoma Regional del Quindío (CRQ). En el último, enviado el pasado 8 de junio de 2016, manifestó: “Solicito dar respuesta definitiva a la Resolución No. 130 de febrero de 2003 otorgada a la entidad Multiproposito. (…) Desde el momento y de acuerdo a sendos derechos de petición que las veredas afectadas han remitido a su despacho, así como en reuniones, (…) en el consejo municipal de Calarcá, usted, manifestó, que debía tomar una decisión”. El tiempo se cumplió y no hubo solución.

El director de la CRQ dijo al respecto: “La respuesta definitiva a la Resolución No. 130 de febrero de 2003 que otorga a la empresa Multiproposito S.A., para la construcción del parque Ambiental Villa Karina, nos permitimos consignar los siguientes comentarios: el proceso en mención viene siendo tramitado bajo las indicaciones señaladas en la Ley 1333 de 2009 la que contempla que se debe de pasar por una serie de etapas como la indagación preliminar, iniciación del procedimiento sanitario, notificaciones(…), el artículo 24 de la Ley 1333 de 2009 señala: La autoridad ambiental competente, procederá a formular cargos contra el supuesto infractor de la normatividad ambiental de hallarlo culpable”.

Luego de conocer esta respuesta, el ambientalista Néstor Ocampo, director de la Fundación Ecológica Cosmos de Calarcá, manifestó de forma pública que “tanto la empresa Multiproposito S.A. y la Corporación Autónoma Regional Quindío (CRQ), insisten en afirmar que los deslizamientos no tienen nada qué ver con el basurero Villa Karina, siendo entonces un claro intento por ocultar la gravedad de lo que está ocurriendo”.
En este momento la CRQ continúa revisando cada una de estas etapas, que en total son quince. Y hasta que sea terminada esta revisión, no se podrá proceder a cerrar definitivamente el relleno sanitario, y a sancionar a la empresa Multipropósito y su principal accionista Jorge Arturo Sanabria.

El ingeniero Edison Vélez Higuita, gerente de la empresa Multipropósito dio una declaración al periódico local La Crónica en la que señaló: “El derrumbe hace parte de un movimiento de tierra que se había presentado hace algunos días, pero eso de que se tapó un nacimiento de agua no es cierto. Los nacimientos no se tapan. El nacimiento que está en ese punto no se había tocado nunca. Incluso hace algunos años atrás se había construido un muro de contención para mitigar un posible deslizamiento en la zona”. Además explicó: “Lo que pasó fue que por las lluvias fuertes de los últimos días el terreno se saturó y propició el movimiento de tierra, el cual atendimos en un trabajo conjunto con la secretaría de Infraestructura de Calarcá, quien puso a disposición la maquinaria necesaria para dar paso en la vía”. Sin embargo, los deslizamientos continúan y la vía se encuentra cerrada.

Así nace el basurero en Villa Karina
Para el año 2001, el departamento sufría una crisis sanitaria, y no contaba con un lugar óptimo para verter los desechos generados por los habitantes. El primer territorio que se pensó como viable, estaba ubicado cerca al Mariposario en el municipio de Calarcá. Pero por problemas jurídicos en la compra de los predios, no se concedió el permiso ambiental para la construcción del relleno sanitario a cargo de la empresa Multipropósito, denominada en ocasiones por los habitantes afectados, producto del malestar e inconformidad, como “Mugreproposito”. Para el siguiente año, la empresa compró la finca Villa Karina, y allí inició la construcción de lo que sería el primer vaso del relleno sanitario exclusivo para el municipio de Calarcá, bajo la Resolución 130 del 2003, por medio de la cual se le otorga la licencia ambiental para la construcción y operación del sistema de manejo y tratamiento del municipio; pero años más tarde se convirtió en el vertedero de todo el departamento y departamentos vecinos.

Cuando se inició la obra, la empresa le prometió a la comunidad la construcción de un Parque Ambiental, una Planta de Compostaje y algunos cultivos de heliconias, en compensación a las molestias que causaría durante los siguientes 12.4 años. Pero desde entonces, la empresa ha realizado diferentes jugadas cuando caducan los permisos y la contratación, para la obtención de las licencias ambientales y el diseño de las medidas preventivas conforme a la ley y lo que estipula la Resolución 518 de marzo de 2014. Los habitantes temen verse obligados a dejar sus tierras, porque según estudios de una ingeniera especialista en sismología, el terreno se encuentra ubicado en una zona que presenta fallas geológicas, lo que aumenta la vulnerabilidad y el riesgo.

La CRQ, que fue quien le otorgó la licencia a la empresa Multipropósitos, igualmente ha sido quien la ha sancionado actuando como juez y parte. La falta de una posición clara frente a tan alarmante caso es lo que más afecta a la comunidad, pues dentro del proceso no ha sido posible conocer los estudios presentados por la empresa Multipropósitos S.A sobre vulnerabilidad por contaminación de lixiviados al acuífero, argumentando problemas por derechos de autor. La CRQ tampoco ha adelantado junto con las entidades gubernamentales las adecuaciones a los Planes de Gestión Integral de Residuos Sólidos (PGIRS) y desconoce la problemática que se vive en el departamento, porque además, el relleno Andalucía, ubicado entre el corregimiento de Pueblo Tapado y la Tebaida, y que se está utilizando en este momento, presenta también fallas graves y su vida útil ya se cumplió, por lo que la comunidad está frente a una grave y posible emergencia sanitaria y un eminente desastre ambiental.

Dentro del análisis y acompañamiento jurídico realizado por la abogada ambiental, Johana Suarez, a las comunidades vecinas del relleno sanitario Villa Karina, en las veredas el Crucero, Buenos Aires, Chagualá y Palo Grande, se ha encontrado que en ninguna de las resoluciones que modificaron la Resolución 130 del 28 de febrero de 2003, se cambió la vida útil del proyecto, concluyendo que ésta ya se cumplió, y ni la empresa ni las autoridades gubernamentales han tomado las medidas necesarias para el manejo de los residuos en el departamento del Quindío. ¿Cuál sería entonces la solución, además de cerrar el relleno sanitario y sancionar a la empresa Multipropósitos S.A? ¿Quién es entonces el culpable, la empresa o la entidad ambiental que le otorgó en años anteriores la licencia para proceder?
En el año 2001 existía un serio problema con el manejo de los residuos sólidos, que hoy, 2017, todavía persiste, pero además, existen dos basureros en el departamento del Quindío, un crecimiento urbanístico desmedido y pocas soluciones para este problema ambiental, social y político.

Share this article

About Author

Valeria Uran Sierra
Login to post comments

Nosotros

Periferia es un grupo de amigos y amigas comprometidos con la transformación de esta sociedad, a través de la comunicación popular y alternativa en todo el territorio colombiano.

 

Por ello comprendemos que la construcción de una sociedad mejor es un proceso que no se agota nunca, y sabemos qué tanto avanzamos en él en la medida en que las comunidades organizadas fluyan como protagonista. Es en este terreno donde cobra siempre importancia la comunicación popular.

últimas publicaciones

Contacto

Medellín - Antioquia - Colombia

 

Calle 50 #46-36 of. 504

 

(4) 231 08 42

 

periferiaprensaalternativa@gmail.com

 

Apoye la Prensa Alternativa y Popular

o también puede acercarse a nuestra oficina principal en la ciudad de Medellín, Edificio Furatena (calle 50 #46 - 36, oficina 504) y por su aporte solidario reciba un ejemplar del periódico Periferia y un libro de Crónicas de la Periferia.