Incrementa el paramilitarismo en San José de Apartadó

La Comunidad de Paz (CdP) de San José de Apartado es emblemática en Colombia por su desafío pacifico a la opresión militar. A lo largo de su historia ha actuado de manera firme para dejar constancia de las violaciones de derechos humanos cometidas en su territorio por todos los actores armados, legales e ilegales, y los últimos comunicados de esta organización campesina dejan denuncias alarmantes sobre el aumento de agresiones por parte de paramilitares en su zona de vivencia y trabajo.

No es nuevo que la CdP denuncie la presencia paramilitar; en la zona durante la totalidad de su existencia como comunidad hubo confrontación entre grupos paramilitares y la guerrilla de las FARC-EP. Aún así, parece que las denuncias de la CdP han crecido en gravedad y también han dejado claro la preocupación por el territorio durante la transición a una sociedad en “paz”.

En las últimas semanas, la CdP ha denunciado la presencia paramilitar en veredas de la misma comunidad y veredas cercanas, y además ha denunciado crímenes como el cobro de vacunas a familias campesinas, robos, amenazas a miembros específicos de la CdP, tanto como a la comunidad en su conjunto, el asesinato de un joven, y la violación de una menor de edad. De igual forma han denunciado la complicidad por parte del Estado en cabeza del Ejército de Colombia en estos hechos, en particular la Brigada 17 que opera en la zona: “José Antonio Dangon comandante de la Brigada XVII del Ejercito Nacional, dio parte de los operativos que el ejercito realiza en las veredas Mulatos y la Hoz del corregimiento de San José afirmando que no se ha encontrado el indicio de la presencia de grupos armados en esos lugares… Negar la evidente presencia paramilitar en la región, es recurrir a viejas prácticas de la brigada, pues en la época del General Rito Alejo del Rio se negó una y otra vez el actuar paramilitar, mientras las masacres, asesinatos, desapariciones, torturas e innumerables crímenes se cometían bajo el amparo y protección de la las fuerzas armadas y de las instancias judiciales que nunca han investigado”, expresaron en un comunicado publicado el 10 de febrero en su sitio web.

La CdP considera que la memoria es un compromiso con el futuro y reconocer la colaboración entre el Estado y los paramilitares en su zona por esas fechas tiene historia propia. El 21 de febrero la CdP conmemora una de las múltiples masacres cometidas, y única con un proceso judicial vigente. Se trata de la masacre de Mulatos y La Resbalosa, cometida conjuntamente por los paramilitares y el Ejército en el año 2005.

Durante su historia, distintos miembros del Gobierno y militares del Ejército, incluyendo el ex-presidente Álvaro Uribe, han señalado a la CdP de ser guerrilleros de las FARC-EP, lo cual es, para la comunidad, una falsa premisa que legitima su persecución. El 23 de marzo celebrarán sus 20 años y este aniversario de 2017 será el primero sin la presencia armada de las FARC-EP en Urabá. En su comunicado del 10 de febrero, preguntan retóricamente: “Ahora que la guerrilla de las Farc se están desmovilizando, ¿cuál será el calificativo para continuar semejante persecución? ¿Acaso no ha sido suficiente el daño humano que hemos padecido por más de 20 años?”

Share this article

About Author

Gina Spigarelli
Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

Nosotros

Periferia es un grupo de amigos y amigas comprometidos con la transformación de esta sociedad, a través de la comunicación popular y alternativa en todo el territorio colombiano.

 

Por ello comprendemos que la construcción de una sociedad mejor es un proceso que no se agota nunca, y sabemos qué tanto avanzamos en él en la medida en que las comunidades organizadas fluyan como protagonista. Es en este terreno donde cobra siempre importancia la comunicación popular.

últimas publicaciones

Contacto

Medellín - Antioquia - Colombia

 

Calle 50 #46-36 of. 504

 

(4) 231 08 42

 

periferiaprensaalternativa@gmail.com

 

Bono solidario

o también puede acercarse a nuestra oficina principal en la ciudad de Medellín, Edificio Furatena (calle 50 #46 - 36, oficina 504) y por su aporte solidario reciba un ejemplar del periódico Periferia y un libro de Crónicas de la Periferia.