En medio de las lluvias del Chocó, comunidades hablan de paz

Quibdó es una ciudad rodeada por la hermosa selva biodiversa del pacífico colombiano. Allí el pasado 15 de octubre se encontraron diferentes organizaciones sociales, integrantes de varios consejos comunitarios y cabildos indígenas, para realizar la Cumbre Regional de Paz “Sembramos Esperanza, Cosechamos País”. 

 

Chocó es una de las regiones más golpeadas por el conflicto armado, y sobre todo por el conflicto social. Esto porque paradójicamente es rica en recursos naturales, pero económicamente una de las poblaciones más pobres del país. Y aunque decir que el Chocó es pobre no es nada nuevo, esto no es sólo retórica de políticos en campaña, pues según el Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas -DANE-, “En 2014, el porcentaje de personas en situación de pobreza para el departamento de Chocó fue 65,9%, mientras que en 2013 fue 63,1%, con un aumento de 2,8 puntos porcentuales. En 2014, el porcentaje de personas en situación de pobreza extrema para el departamento de Chocó fue 39,1%, mientras que en el 2013 fue de 35,6%, presentando un aumento de 3,5 puntos porcentuales”.

En esta región, además, mueren niños y niñas de hambre, y sus habitantes carecen de acueductos y alcantarillados a pesar de vivir rodeados de ríos y en la región con mayor pluviosidad del mundo, pues llueve 270 días del año. Igualmente, la región es azotada por la corrupción, aún más que en otros departamentos. El DANE sostiene que el “Chocó ostenta el triste récord de ser la región con el mayor índice de Necesidades Básicas Insatisfechas (NIB) del país –como vivienda, servicios públicos, educación, etc.–, con el 79,1 por ciento de la población afectada, casi triplicando el promedio nacional que es del 27,7 por ciento”.

Pese a este triste contexto, que lejos de ser solo cifras es la realidad que afrontan las comunidades, el conflicto se suma como otra más de sus problemáticas. En medio de la disputa territorial de los actores armados, la población busca sobrevivir en su territorio, aunque no es tarea fácil; solamente en 2015, 483 familias fueron desplazadas en el Bajo Baudó y en el Carmen de Atrato. Y en el 2016, luego del Cese Bilateral entre el Gobierno y las FARC, las cosas no han cambiado, no por nada la ONU ha solicitado protección para las víctimas en el departamento.

Por eso esta Cumbre Regional de Paz “Sembramos Esperanza, Cosechamos País”, realizada por Asokinchas, el Foro Interétnico Solidaridad Chocó, Congreso de los Pueblos y Marcha Patriótica, buscó construir una propuesta de agenda política y metodológica para una paz sostenible y con justicia social desde los territorios. En medio de este contexto el reto no parece sencillo, pero eventos como estos son los primeros pasos para asumir esa tarea en colectivo.

Esta Cumbre no es la primera ni es la última. Se han venido haciendo en diferentes departamentos como Cauca, Catatumbo, Barrancabermeja, Caldas, Arauca, Antioquia, Pacífico Sur, Chocó, Sucre, La Guajira, Huila, Cesar. Es uno de los mandatos que indígenas, campesinos y afrodescendientes depositaron en el pliego único de la Cumbre Agraria Campesina, Étnica y Popular: “Paz, justicia social y solución política como parte de la agenda de paz que impulsamos desde los movimientos agrarios, sociales y populares. Nuestra agenda de paz busca la justicia social y la vida digna en los territorios”.

Este esfuerzo continúa en la Cumbre Nacional de Paz que está próxima a realizarse en la ciudad de Bogotá, donde se recogerán las conclusiones de las diferentes cumbres regionales y sectoriales realizadas a lo largo y ancho del país, entre ellas la del Chocó. Según el vocero nacional de la Cumbre Agraria, Robert Daza, “las organizaciones de víctimas y el pueblo chocoano están demandando que haya cumplimiento de los acuerdos que se han negociado entre el Gobierno y las FARC, pero que igualmente haya la posibilidad de recoger las propuestas que se están haciendo en las regiones”.

Como dijo Vanesa López, integrante del Foro Interétnico, “la paz es un sentimiento, es esa tranquilidad, es vivir en armonía, es tener nuestro territorio para cultivar el pan de cada día, sin ningún obstáculo, libre de violencia. Son todas esas cosas que soñamos los jóvenes, las mujeres, los hombres, las organizaciones, y todas esas personas que tenemos ese sueño de algún día conseguir la paz”.

Share this article

About Author

Zona Croma
Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

Nosotros

Periferia es un grupo de amigos y amigas comprometidos con la transformación de esta sociedad, a través de la comunicación popular y alternativa en todo el territorio colombiano.

 

Por ello comprendemos que la construcción de una sociedad mejor es un proceso que no se agota nunca, y sabemos qué tanto avanzamos en él en la medida en que las comunidades organizadas fluyan como protagonista. Es en este terreno donde cobra siempre importancia la comunicación popular.

últimas publicaciones

Contacto

Medellín - Antioquia - Colombia

 

Calle 50 #46-36 of. 504

 

(4) 231 08 42

 

periferiaprensaalternativa@gmail.com

 

Bono solidario

o también puede acercarse a nuestra oficina principal en la ciudad de Medellín, Edificio Furatena (calle 50 #46 - 36, oficina 504) y por su aporte solidario reciba un ejemplar del periódico Periferia y un libro de Crónicas de la Periferia.