Afirmaciones y preocupaciones en la Décima Conferencia Guerrillera

En el amplio terreno nombrado El Diamante, el cielo varía entre un candente sol y lluvias torrenciales, y así mismo el terreno cambia constantemente entre un pantanero y un desierto árido. Las noches claras son acompañadas por la sabana y por las estrellas, y para este evento también con música revolucionaria: vallenatos, merengues, joropos y rock con letras inspiradas en la lucha y la transformación social, donde los delegados de la conferencia, después de haber trabajado todo el día, se dispersan bailando. Las Sabanas de Yarí fueron escogido como el sitio de la Décima Conferencia Guerrillera a propósito por las FARC, debido a que, como explica Joaquín Gómez: “siempre ha sido asentamiento de nuestros máximos jefes, lo segundo es que aquí se presentaron combates muy fuertes con los paramilitares y los sacamos, lo tercero es que a pesar del Plan Patriota nosotros continuamos ahí, y lo cuarto es que aún estamos aquí”.

Guerrilleros y guerrilleras de todos los rangos han compartido sobre sus vidas, historias y razones de haberse unido a la revolución colombiana, tanto en entrevistas formales como en momentos cotidianos como cocinar, descansar, y disfrutar de los eventos culturales. Entre otras, hemos escuchado razones como la pobreza, la falta de acceso a la educación, por conciencia desarrollado desde sus militancias legales, y por la represión del estado y la impunidad de ello frente a sus compañeros del movimiento social asesinados. Ellos y ellas declararan su motivación para transformarse en una organización política, afirmando que dejar las armas no quiere decir dejar la lucha. En las ruedas de prensa los representantes del Secretariado han reiterado una y otra vez la unidad de los delegados quienes han aprobado el acuerdo final y han mostrado su disposición en transitar en conjunto al nuevo movimiento político sin armas. Pablo Catatumbo recordó que a lo largo de la historia de la organización una de las fortalezas ha sido: “mantener la cohesión y la unidad” y que hacia el futuro también la organización seguirá trabajando unida.

La participación de los presos políticos y las presas políticas ha sido celebrada toda la semana, y durante la tarde del miércoles 21, el grupo de 24 delegados prisioneros políticos y prisioneras políticas compartieron sus perspectivas sobre la transición de su organización y la situación carcelaria en Colombia. Desde sus propias experiencias insisten en la denuncia de las graves violaciones de los derechos humanos y el incumplimiento sistemático con las leyes vigentes por parte del gobierno y el  INPEC. Este grupo de delegados tiene permiso para participar en la conferencia con la condición de regresar a la cárcel después de su terminación, y ya han manifestado que cumplirán con su palabra a pesar de ser conscientes de que la próxima ley de amnistía no cobijará sino a los prisioneros y prisioneras por rebelión y sus conexos.

Pastor Alape informó que en su conjunto los delegados de la conferencia reconocen la necesidad e importancia del enfoque de género, étnico e indígena en el nuevo movimiento político. Alape contó que a su llegada a las FARC habían apenas 60 unidades, y entre ellas, solo 3 mujeres. Según Manuela Marín, representante de la sub-comisión de mujeres de las FARC-EP, hoy en día las mujeres alcanzan a ser 33% de las filas de las FARC-EP, y en la conferencia representan 40% de los delegados. El rol de la mujer en este momento histórico es importante, como cuenta Marín: “Nosotros estructuralmente nos hemos declarada una organización anti-patriarcal, eso creo que ha sido un logro de nosotras como guerrilleras pero también un logro enorme como organización que hemos venido madurando esa concepción de como debe ser el país. (…) El tema va a ser parte de nuestro programa político, va a ser parte de todas nuestras banderas y todo el trabajo organizativo y político que vamos a hacer. Estamos muy tranquilas porque sabemos que no vamos a empezar de cero, sino que en Colombia hay enormes acumulados de organizaciones de mujeres muy valientes que se están dando este palea.”

Si bien se proyecta una actitud de esperanza, motivación y unidad, adentro de la guerrillada también hay varias preocupaciones que se han dado a conocer. Las FARC-EP reiteran constantemente la necesidad de que el gobierno cumpla lo acordado, y también que esto es solo el inicio para una lucha no armado. Frente a la imposibilidad de haber discutido el modelo económico en la negociación es evidente una frustración por parte de la organización, en este sentido Catatumbo manifestó: “Los acuerdos de paz no contemplan apoyo al modelo económico neoliberal, siempre nos hemos opuesto y nos seguiremos oponiendo al modelo extractivista y al modelo neoliberal que le hacen tanto daño al país, de hecho uno de los principales problemas que tiene Colombia es ese,” lo cual la guerrilla  entiende como la raíz de los conflictos sociales, de género, ambientales, y participación ciudadana, este último tema será el más importante para la implementación de los acuerdos mismos.

En términos minero-energéticos, también hay preocupación por parte de la guerrilla. Catatumbo reconoció que la cuestión minero-energético se quedó débil en lo escrito de los acuerdos: “Si ustedes leen los acuerdos, se darán cuenta que en realidad si hizo falta haber incorporado muchos más elementos sobre ese asunto (extractivismo) pero la realidad es que el gobierno siempre se negó a discutir el modelo económico en la mesa (…)  precisamente ahora con los acuerdos de paz se abre la puerta para que la gente siga luchando con otras condiciones para alcanzar las reivindicaciones y hacer esa lucha contra el modelo económico”. Durante la semana los representantes del Secretariado han reiterado la importancia de la naturaleza desde su ideología y trabajo histórico. “Somos comprometidos con el medio ambiente, con la población y con los recursos naturales,” dijo Mauricio Jaramillo, y tanto él como Bertulfo Alvarez contaron varias iniciativas históricas desde las FARC-EP  para la conservación, incluyendo la protección de parques naturales del saqueo de minerales y madera, tanto como iniciativas comunitarias contra la caza de animales en vía de extinción. Alape resaltó que algunas zonas de reserva “se ha mantenido también por el conflicto porque ni el capital trasnacional, ni capitales nacionales, han podido hacer inversiones en el marco de lo que se está llamando ahora el eco-turismo, en lo que por supuesto también está incidiendo capitales trasnacionales”.

Catatumbo caracterizó el gobierno actual como de “un desorden terrible,” haciendo  referencia a la para-política, la para-economía y la corrupción, y nombró el paramilitarismo como: “la mayor amenaza para los acuerdos de paz, para la sociedad, y para la democracia en Colombia.” La participación ciudadana es absolutamente central para los acuerdos, en todos sus aspectos, y hay muchas dudas sobre la posibilidad de esa participación bajo la coyuntura de amenazas por parte del Estado. De esta manera Alape manifestó que: “Los acuerdos tienen unos alcances de cómo va a jugar la ciudadanía en la sociedad (…) No se trata de nosotros llegarles a las comunidades con programas establecidos porque sería entrar en la contradicción de todo lo que hemos hecho históricamente (…) todos los proyectos hay que construirlos en conjunto con las comunidades.” En la coyuntura donde 13 líderes y lideresas comunitarios y ambientales han sido asesinados en las semanas desde el anuncio de la firma de los acuerdos, el  enfoque en la participación ciudadana sigue siendo precario. Frente a esto Alape expresó que el primer paso va a ser la implementación de la mesa de garantía de seguridad, la cual deberá instalarse y empezar a funcionar al final de este mes o a principios de octubre.

 

La conferencia terminará mañana, 23 de Septiembre. Durante la semana los delegados han trabajado en plenaria, primero escuchando intervenciones de opiniones y preocupaciones de cada delegado al nivel nacional, y después aportes individuales de los cuales escucharon 121 guerrilleros, quienes habían escrito para este ejercicio de a una ponencia. Desde el día 20 han trabajado reunidos en comisiones específicas sobre la implementación de los acuerdos y conclusiones de la conferencia; Lozada opinó que hoy es un día definitivo para las decisiones sobre qué características tendrá la nueva organización, incluyendo la composición del nuevo estado mayor central durante la transición al movimiento político. La socialización de las conclusiones se dará  conocer al cierre de la conferencia.

 

Share this article

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

Nosotros

Periferia es un grupo de amigos y amigas comprometidos con la transformación de esta sociedad, a través de la comunicación popular y alternativa en todo el territorio colombiano.

 

Por ello comprendemos que la construcción de una sociedad mejor es un proceso que no se agota nunca, y sabemos qué tanto avanzamos en él en la medida en que las comunidades organizadas fluyan como protagonista. Es en este terreno donde cobra siempre importancia la comunicación popular.

últimas publicaciones

Contacto

Medellín - Antioquia - Colombia

 

Calle 50 #46-36 of. 504

 

(4) 231 08 42

 

periferiaprensaalternativa@gmail.com

 

Bono solidario

o también puede acercarse a nuestra oficina principal en la ciudad de Medellín, Edificio Furatena (calle 50 #46 - 36, oficina 504) y por su aporte solidario reciba un ejemplar del periódico Periferia y un libro de Crónicas de la Periferia.