“Revocar a Peñalosa es defender la ETB”

El pasado 31 de mayo el Concejo de Bogotá integrado en su mayoría por el Partido Cambio Radical, aprobó el Plan Distrital de Desarrollo PDD, “Bogotá Mejor para Todos”, presentado por el alcalde Enrique Peñalosa, pese a la oposición democrática ejercida en las calles de la ciudad, y por algunos cabildantes en el mismo Concejo.

Dentro de las medidas incluidas en dicho plan, se destaca la venta de la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá, ETB. Según Peñalosa, con la venta de la ETB se financiará una parte de su Plan Distrital de Desarrollo en el que propuso como gasto de inversión la suma de 86 billones de pesos, según Acuerdo 645 de 2015; 33 billones de pesos más que el PDD del anterior alcalde Gustavo Petro, quien planteó la suma de 53 billones.

No obstante lo que pareciera una buena noticia para la ciudad (una mayor inversión y gasto público), tiene dos elementos preocupantes para la ciudad y sus habitantes. En primer lugar, la distribución presupuestal del gasto evidencia que un gran porcentaje de este dinero estará destinado a obras de infraestructura vial. Es decir, se ampliaría el Transmilenio, y se construiría un metro elevado; proyectos que según manifiesta gran parte de la población bogotana, desconocen las necesidades de la ciudadanía y los estudios realizados previamente, según los cuales sería más viable la construcción de un metro subterráneo.

En segundo lugar, está la forma como se obtendrán los recursos para estas obras. El Plan Distrital de Desarrollo indica por lo menos tres formas: alianzas público-privadas, reforma tributaria y venta de activos del distrito. Al respecto, la directora del IDU Yaneth Mantilla, dijo en una entrevista publicada el pasado 4 de julio en El Espectador: “quiero que vendan todo para poder hacer obras”.

Por esas razones, algunos de los argumentos que diferentes organizaciones sociales de la ciudad esgrimen contra la venta de la ETB (que aunque aprobada en el Concejo de Bogotá, no se ha consumado todavía) son, en primer lugar, que hay una tendencia en la economía que sugirió la privatización de las empresas prestadoras de servicios de carácter público. Esta tendencia argumenta la mayor eficiencia de las empresas privadas, en contra de la corrupción y la ineficiencia de las públicas. Así se han liquidado empresas como TELECOM, dejando sin empleo a miles de personas, pero además desmantelando el patrimonio público sin ser claros los beneficios generales que se obtienen. Pero esta postura que afirma la eficiencia de lo privado, también se ha empezado a cuestionar debido a hechos que ponen de presente la corrupción y los malos manejos en dichas empresas.

En segundo lugar, piensan que vender ETB como lo está pensando el gobierno distrital es un mal negocio, pues según la normatividad hay que liquidar las empresas por acciones a través de los mecanismos bursátiles de la bolsa de valores, y esto indica que el precio de la venta estaría por debajo de los 2 billones de pesos. No obstante, según datos de la Contraloría de Bogotá, sólo el año pasado ETB invirtió más de 2,3 billones de pesos en infraestructura para mejorar los servicios prestados, que están en mora de comenzar a dar rentabilidad. Es decir que la ETB se vendería por un costo menor a lo invertido en los últimos 12 meses.

En tercer lugar, manifiestan que aún con estas desalentadoras perspectivas en términos de rentabilidad, si la ETB se vende, una gran parte del PDD sigue estando desfinanciada. Es decir, se va avanzar en la venta de un activo fundamental para la ciudad, con el objetivo de financiar un plan que aún no tiene seguros todos los recursos para llevarse a cabo.

Finalmente, otra de las principales preocupaciones que expresan, es que la ETB además de ser la única empresa pública que presta servicios tecnológicos en el país, con innovaciones y avances que no tiene ninguna otra empresa privada, es también parte del patrimonio público de la ciudad y de sus habitantes, así como una empresa comprometida con la educación y el futuro de la ciudad, pues genera dividendos para la Universidad Distrital, donde ingresan los estudiantes de bajos recursos que no pueden entrar a la Universidad Nacional de Colombia.

Así, la lucha por la defensa de la ETB y contra su venta no parece un ejercicio aislado y particular de movilización de la ciudadanía bogotana. Hace parte de un movimiento cada vez más articulado y planificado de oposición al gobierno de Enrique Peñalosa, en el que la revocatoria del mandato y la construcción de una alcaldía desde abajo, desde las comunidades, son el horizonte articulador.

Share this article

About Author

Super User
Login to post comments

Nosotros

Periferia es un grupo de amigos y amigas comprometidos con la transformación de esta sociedad, a través de la comunicación popular y alternativa en todo el territorio colombiano.

 

Por ello comprendemos que la construcción de una sociedad mejor es un proceso que no se agota nunca, y sabemos qué tanto avanzamos en él en la medida en que las comunidades organizadas fluyan como protagonista. Es en este terreno donde cobra siempre importancia la comunicación popular.

últimas publicaciones

Contacto

Medellín - Antioquia - Colombia

 

Calle 50 #46-36 of. 504

 

(4) 231 08 42

 

periferiaprensaalternativa@gmail.com

 

Apoye la Prensa Alternativa y Popular

o también puede acercarse a nuestra oficina principal en la ciudad de Medellín, Edificio Furatena (calle 50 #46 - 36, oficina 504) y por su aporte solidario reciba un ejemplar del periódico Periferia y un libro de Crónicas de la Periferia.