Parar sirve: el caso de la institución educativa José Roberto Vásquez

Como muchos colegios de la ciudad de Medellín y de Colombia, la institución educativa José Roberto Vásquez, ubicada en el barrio Manrique, se acercó a las vacaciones de mitad del año sin docentes. Varios grupos de grados 6, 7 y 9 completaron cinco meses sin quién les enseñara sus materias básicas. Ante esta situación, los estudiantes de la institución decidieron parar las jornadas y actividades académicas, para exigir que la alcaldía de Medellín y el Ministerio de Educación enviaran los profesores necesarios para recibir una educación de calidad.

Cristina Tuberquia, del grado 9 , cuenta que “para los primeros meses del año esperamos al rector y a la administración quienes nos comentaban seguido que estaban haciendo los tramites, pero a llegar a abril, vimos las vacaciones acercándose y nos encontramos sin profesores todavía”. En abril, el Consejo Estudiantil citó a la Administración Municipal. “Hicimos una chocolatada en la escuela, y la Secretaría de Educación llegó; de esa reunión ellos se comprometieron a tener todos los profesores en la institución a más tardar el 20 de mayo”, cuenta Pamela Arenas del grado 11.

Esa fecha llegó pero los profesores no llegaron. Por eso, ante la incapacidad de la administración de la institución tanto como de la administración de la secretaría municipal, responsables de asignar y garantizar profesores para esta institución pública, los estudiantes entraron en paro el 26 de mayo para exigir su derecho a la educación, siendo firmes en que el paro no se levantaría hasta que todos los plazos fueran cumplidos y todos los educadores se encontraran en la institución. Los estudiantes, acompañados por algunos padres de familia, bloquearon el acceso a la institución educativa José Roberto Vásquez desde las 6:00 am, cerraron la calle y citaron de nuevo a la Secretaría para resolver la situación. La Asociación Sindical de Educadores de Medellín -ASDEM- acompañó después de algunas horas, igual que algunos estudiantes del SENA que queda al lado de la institución, quienes animaron a los jóvenes a seguir defendiendo su derecho a la educación. Algunos medios de comunicación llegaron y la policía no interfirió en el derecho de los estudiantes a protestar.

“Habían algunos momentos de tensión”, cuenta Cristian Tuberquia, del grado 11 “más que todo cuando llegó el subsecretario de educación de Medellín, Jorge Iván Ríos Rivera, porque no quería tener una conversación abierta con toda la gente, sino una reunión cerrada. Creo que fue por bloquear la calle y el acceso, que tuvo que responder. Nos citó en la Alpujarra el mismo día por la tarde y fuimos cuatro estudiantes y dos profesores para dialogar” recuerda la estudiante.

Ovidio Ochoa, rector de la institución, afirmó que con el paro de los estudiantes, la Secretaria de eEducación “obró con rapidez, con el fin de mejorar la calidad de educación” y también afirmó que “el problema no lo solucionó él sino los estudiantes que fueron muy efectivos y muy acertados en lo que tenían que hacer”.

La profesora Caterine Atehortúa, quien acompañó a los jóvenes a su reunión en la Secretaria comentó que, “es la primera administración que demora tanto en organizar la prestación de servicios de docentes; es una nueva administración, sin embargo el desorden y la burocracia de los funcionarios se pasa”.

Cristian, que participó en la reunión con la secretaria relata que: “primero nos dieron una cantidad de excusas por las que no han podido hacer un trabajo eficaz. Les dije que no estábamos para escuchar el porqué del desorden en la Secretaría sino para escuchar los planteamientos para solucionar el problema. La Secretaría y el Ministerio de Educación son totalmente negligentes, y es algo que pasa a nivel nacional. Ellos nos dieron la razón pero pidieron comprensión. Yo no estoy de acuerdo porque se supone que son profesionales en el trabajo que desempeñan y no tienen porque excusarse en la burocracia o porque están en una administración nueva, deberían tener la planta de docentes completas desde el primer día de clase”.

Cristian, también manifestó que los estudiantes no deberían asumir las consecuencias de la mala administración o mala planeación en la contratación de profesores, pero que siempre y cuando el sistema de educación esté roto, serán los estudiantes quienes paguen las consecuencias. “La reunión fue un jueves y nos dijeron que para el martes estarían llegando los profesores. En un momento llenaron los papeles, entonces uno ve que no es tan difícil. Después de seis meses y un día de paro, solucionaron el problema. Aunque nosotros continuamos el paro hasta ese martes a las 10:00 am, cuando efectivamente llegaron los profesores que faltaban”.

Los estudiantes consideran que el paro fue necesario porque fue el único método que sirvió para completar los docentes, de lo contrario, seguirían aún con dichos vacíos. Andrés Carmona, contralor escolar, recomienda esas acciones a otros estudiantes en otras instituciones que tengan la misma situación, “si es necesario llegar a este punto para que escuchen a los estudiantes, hay que hacerlo”.

Esta situación, que finalizó en buenos términos, es la muestra de muchos de los vacíos que tiene la educación tanto en las ciudades como en los campos colombianos, y se inserta en un problema estructural de la educación en el país. Sólo por mencionar otro ejemplo, para inicios del año en curso 5.000 estudiantes, solo en Medellín, se vieron afectados por el cierre de seis instituciones por cobertura contratada tras no superar el Índice Nacional de Calidad Educativa.

Share this article

About Author

Gina Spigarelli
Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

Nosotros

Periferia es un grupo de amigos y amigas comprometidos con la transformación de esta sociedad, a través de la comunicación popular y alternativa en todo el territorio colombiano.

 

Por ello comprendemos que la construcción de una sociedad mejor es un proceso que no se agota nunca, y sabemos qué tanto avanzamos en él en la medida en que las comunidades organizadas fluyan como protagonista. Es en este terreno donde cobra siempre importancia la comunicación popular.

últimas publicaciones

Contacto

Medellín - Antioquia - Colombia

 

Calle 50 #46-36 of. 504

 

(4) 231 08 42

 

periferiaprensaalternativa@gmail.com

 

Bono solidario

o también puede acercarse a nuestra oficina principal en la ciudad de Medellín, Edificio Furatena (calle 50 #46 - 36, oficina 504) y por su aporte solidario reciba un ejemplar del periódico Periferia y un libro de Crónicas de la Periferia.